Caracas. Venezuela espera que los arbitrajes planteados por las petroleras estadounidenses Exxon Mobil y ConocoPhillips, tras la nacionalización de sus activos en el país sudamericano, se resuelvan en 2011 o el 2012, dijo el ministro de Energía.

El presidente Hugo Chávez ordenó en 2007 que el Estado asumiera la mayoría accionaria en los multimillonarios proyectos de crudo pesado en la Faja Petrolífera del Orinoco, una de las mayores reservas mundiales de hidrocarburos, forzando a sus socios internacionales a reducir su parte.

Pero Exxon y ConocoPhillips rechazaron los nuevos términos propuestos por el Gobierno socialista y demandaron al país sudamericano ante un panel de arbitraje manejado por el Banco Mundial.

"Esperamos (una decisión) para 2011-2012. Eso tiene un ritmo que no está planificado, pero se va cumpliendo, se van requiriendo pruebas y alegatos. Hemos presentado todos nuestros alegatos y se va desarrollando, creo que positivamente", dijo a periodistas el ministro de Energía, Rafael Ramírez.

A finales de octubre, un documento de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) visto por Reuters señalaba que Exxon habría reducido su petición de compensación por unos activos nacionalizados en Venezuela a unos US$7.000 millones desde US$12.000 millones.

Un pago grande impactaría en las debilitadas finanzas de Pdvsa, que tiene estrecheces de flujo de caja y que ha sufrido dos años de bajos beneficios por la caída de los precios internacionales del crudo, mientras espera la resolución de multimillonarias demandas por estatizaciones.