Caracas. El ministerio de Energía Eléctrica estima un incremento en la demanda energética de 18.500 megavatios (Mw) para el último trimestre del año, cuando prevén una mayor actividad económica y la ejecución de la Gran Misión Vivienda.

Sin embargo, la situación pone en apuros al gobierno que acaba de flexibilizar los topes de consumo en algunas regiones del país, ya que la medida pudiera afectar la meta de reducir 1.200 Mw este año.

Para ello deberá cumplir la meta de generación de 9.000 Mw prevista para 2011.

A pesar de la resolución publicada en Gaceta Oficial, como consecuencia de protestas en ciertas regiones del país, algunos sectores de la población aún rechazan la aplicación de montos máximos de consumo, pues alegan que la iniciativa del Ministerio de Electricidad "es ilegal".

El Comité de Afectados por los Apagones introdujo ante el Tribunal Supremo de Justicia un recurso de nulidad contra la resolución 74 y su reforma, "por ser inconstitucional", señaló la directora ejecutiva de ese organismo, Aixa López.

Indicó que "no se trata de flexibilizar la resolución sino de eliminarla o derogarla, por ser inconstitucional". La demanda se adhiere a la introducida recientemente por los diputados Marianela Fernández, del estado Zulia y Bower Rosas, de Nueva Esparta.

López argumentó que el ministro de Energía Eléctrica, "no tiene facultades para crear contribuciones de este tipo, a través de resoluciones, esto debe hacerse a través de una ley aprobada por la Asamblea Nacional", dijo.

Por su parte, el analista, José Manuel Aller, explicó que los usuarios son sometidos a multas y eso no está establecido en el contrato de servicio que se acuerda entre las partes. "Es una estafa a los usuarios, es algo ilegal, porque están infringiendo un contrato", dijo.