Caracas. Trabajadores y directivos de la unidad en Venezuela de la mexicana Coca-Cola Femsa acercaron este miércoles posiciones en medio de una huelga que ha producido el desabastecimiento de la popular bebida en el país petrolero.

El viernes 14 de enero, Coca-Cola Femsa (KOF) reportó el inicio de la protesta de los trabajadores de la planta en el central estado Carabobo, la mayor productora de las bebidas que la compañía fabrica y distribuye en la nación.

KOF es la mayor embotelladora mundial de productos Coca-Cola por volumen de ventas.

Buen ánimo para la negociación. Los líderes sindicales se reunieron con los representantes de la empresa en la inspectoría de trabajo e intercambiaron propuestas, las que serán estudiadas por las partes antes de retomar este jueves las negociaciones, dijo una fuente.

"En la reunión estuvo abiertamente manifiesto un buen ánimo para la negociación", dijo a Reuters Rodrigo Anzola, representante de la empresa, que aseguró que el ánimo de la firma es "negociar y mantener el foco, reunirse las veces necesarias para mantener la dinámica y el foco en la negociación".

El ejecutivo destacó que si bien no se llegó a un acuerdo, se avanzó en poder sentar a las partes en la mesa de negociaciones y mantener un diálogo lleno de propuestas.

Contrato colectivo. La huelga se produjo en el marco de las negociaciones de un contrato colectivo, en el que KOF presentó una propuesta económica que no ha sido aceptada por el sindicato.

Anzola dijo que hasta este martes 18 de enero, la protesta ha provocado que se dejen de producir unas 3,8 millones de cajas unitarias (medida las que poseen 24 botellas de consumo individual de 237 mililitros).

KOF, propiedad de la gigante de bebidas mexicana FEMSA, tiene operaciones en México, Colombia, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Brasil y Argentina.

En la bolsa de valores de México, las acciones de Femsa cerraron con una baja del 1,44%, a 67.29 pesos.

En Venezuela, Coca-Cola FEMSA posee cuatro plantas.