Un 70% de la capacidad operativa de la empresa Coca-Cola Femsa está afectada en Venezuela debido a los conflictos laborales que afrontan sus sedes ubicadas en los estados Zulia y Carabobo.

"Ya se nota el desabastecimiento de productos y en los próximos días la situación empeorará si continúa la paralización de las operaciones", comentó Rodrigo Anzola, director legal y de Asuntos Públicos de Coca-Cola Femsa.

"Las solicitudes de incremento de salario del sindicato apuntan a 150%, mientras que el ajuste que ofrece la empresa es de 30%, cifra que está por encima de la inflación y que la compañía considera que sería manejable para la continuidad de las operaciones". Rodrigo Anzola, director legal y de asuntos públicos de Coca-Cola Femsa.

Explicó que un grupo de obreros de la planta ubicada en Valencia detuvo el funcionamiento de la misma en 100%, mientras que en la de Maracaibo se aplica una "operación morrocoy" que afecta la productividad de la factoría entre 50% y 60%.

"Lo de Valencia se trata de una huelga ilegal, pues formalmente no se ha dado la declaratoria de huelga", denunció Anzola.

Discusión de contrato colectivo. Los dos sindicatos de las sedes de ambos estados discuten actualmente el contrato colectivo con la empresa y, aunque las negociaciones van adelantadas, los conflictos han estado presentes y afectan actualmente la productividad de la empresa.

"Esto también perjudica a los consumidores, pues los productos no llegan a los anaqueles y también a nuestros proveedores", dijo Anzola.

Coca-Cola Femsa cuenta en el país con cuatro plantas embotelladoras (ubicadas en Zulia, Valencia, Caracas y Anzoátegui) y 32 centros de distribución.

La empresa tiene 8.000 empleados y negocia un total de 14 convenios colectivos.

Reclamos en Valencia. La negociación del nuevo contrato colectivo en Valencia se inició el pasado 12 de julio de 2010 y el anterior había vencido en junio. "Allí se discuten un total de 113 cláusulas y 65% del contrato está aprobado", indicó el director legal y de Asuntos Públicos de la empresa.

Agregó que, en este caso, el sindicato introdujo un pliego conflictivo ante el Ministerio del Trabajo y que ya desde la semana pasada se iniciaron las negociaciones bajo este esquema.

Explicó que el lunes la empresa presentó varias propuestas mejorando sus condiciones, pero el martes el sindicato dio una respuesta negativa a los planteamientos. El miércoles se reunieron de nuevo ambas partes y el inspector notificó sobre los próximos pasos a seguir. Mañana martes 18 de enero habrá una nueva reunión para tratar de llegar a acuerdos.

"Las solicitudes de incremento de salario del sindicato apuntan a 150%, mientras que el ajuste que ofrece la empresa es de 30%, cifra que está por encima de la inflación y que la compañía considera que sería manejable para la continuidad de las operaciones", manifestó Anzola.

En esa planta -donde se han efectuado paralizaciones parciales y actualmente está detenida en 100%- se produce 52% del total del portafolio de la compañía (el agua, los productos en lata y el jugo, entre otros).

El Zulia viene a Caracas. La negociación del Zulia, que involucra a una planta y cuatro centros de distribución, se inició en octubre de 2010. Se discuten 86 cláusulas, de las cuales están aprobadas 62%.

"Entre el 26 de noviembre y el 3 de diciembre paralizaron las operaciones y un grupo de trabajadores fue a Valencia a bloquear la sede de la empresa con el fin de afectar con mayor fuerza la producción de la empresa. Luego de eso, arrancaron nuevamente a trabajar y desde entonces se han visto avances en las negociaciones, cuyo expediente fue pasado de la inspectoría del Zulia a Caracas", indicó Anzola.

La empresa ha hecho propuestas de negociar a través del Arbitraje Laboral y ha dado otras alternativas contempladas en la ley.

En un comunicado señaló: "Coca-Cola Femsa ratifica, una vez más, su mejor disposición para negociar y continuar trabajando en un escenario de respeto, seguir buscando alternativas que permitan a sus trabajadores obtener justas y merecidas retribuciones, así como garantizar el pleno abastecimiento de productos en todo el país".