El presidente de la Federación de Trabajadores Petroleros (Futpv), Wills Rangel, intenta acelerar la discusión contractual, pues la carga que recae sobre sus hombros de tener lista para el primero de mayo la Ley Orgánica del Trabajo (LOT) no está fácil.

Luego de múltiples retrasos y fechas diferidas, Wills Rangel, sostiene que en un lapso de tres semanas la Convención Colectiva 2011-2013 verá luz verde.

Para el presidente de Futpv, la disposición mostrada esta vez por Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y el propio Ministerio del Trabajo dan claros indicios de que en ese plazo será posible llegar a un acuerdo, entre otros detalles, porque es un papel de trabajo que estaba en mesa desde hace tiempo, dijo Rangel.

"Nosotros esperamos que para la primera semana de abril estemos firmando la convención; nos interesa agilizar la discusión de la convención. En primer lugar, porque es un compromiso con los trabajadores, está vencida y hay que darse tiempo para otros compromisos políticos, como la de sacar la Ley Orgánica del Trabajo", señaló el alto dirigente laboral.

Durante la mañana de este lunes se instaló formal y oficialmente la discusión de la contratación colectiva en la inspectoría del trabajo y se fijó como lugar de encuentro las instalaciones de Pdvsa en La Tahona.

Rangel, quien además preside la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores y tiene en sus manos gran parte del destino de la nueva Ley Orgánica del Trabajo, asegura que cualquier elemento que mejore la condición del trabajador en la LOT, automáticamente será asumida como beneficio para los trabajadores petroleros, independientemente de lo firmado en el acuerdo laboral.

Sin embargo, fuentes de la industria han señalado que la disposición de la estatal petrolera para realmente avanzar y firmar una nueva convención es dudosa. Aseguran que se trata de un oneroso contrato que podría colocar en más aprietos las debilitadas finanzas de la corporación petrolera.