Caracas. Para el primer trimestre del año 2011 estarán comenzando a funcionar las Corporaciones del Hierro- Acero y del Aluminio en Venezuela.

Solo los trabajadores identificados con el proceso revolucionario participan en estas organizaciones, que por cierto, no son nuevas en la zona de Guayana.

Ya en el pasado funcionó Cavsa (Corporación de Aluminios de Venezuela), bajo cuya égida se agruparon Alcasa, Venalum, Bauxilum y Carbonorca.

Aunque en aquella ocasión los avances más significativos se vieron en el plano laboral, la experiencia no se concretó del todo por intereses económicos que se vieron afectados, al funcionar todas las empresas del aluminio bajo un mismo esquema de compra y venta.

Ahora, partiendo de los trabajos adelantados por las mesas del Plan Guayana Socialista 2009-2019, el gobierno trata nuevamente de ir hacia la conformación definitiva y entrada en vigencia de las corporaciones del Hierro-Acero y Aluminio, para el primer trimestre de 2011.

Según un despacho de prensa, se establece que todos los procesos de producción están presentes y de la mano de sus operarios, en una visión más sistémica e integrada, rompiendo con el esquema tradicional de empresa.

La unificación de estos procesos industriales responde a un lineamiento enmarcado en el nuevo modelo productivo socialista, promovido por el presidente Hugo Chávez.

Entre los acuerdos resalta una política de puertas abiertas entre todas las empresas para que la comisión y consejos de trabajadores emprendan los procesos de formación, investigación y desarrollo, bajo la visión del Control Obrero, ejecutado por los trabajadores, quienes serán los encargados de tomar las decisiones operativas y administrativas, afirma la nota de prensa.

Lo que no han aclarado quienes adelantan las mesas de trabajo es cuánto personal va a quedar cesante y qué criterios se utilizarán para definir quién sale y quién se queda en las empresas de Guayana, cosa que además tampoco ha sido percibida por la dirigencia sindical.