Caracas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, declaró la noche del lunes la "emergencia eléctrica", por la escasez de electricidad que ha obligado a su gobierno a racionar el uso en todo el país.

En un breve comunicado, la agencia de noticias estatal ABN dijo que Chávez tomó esta decisión por los bajísimos niveles de agua de los embalses que utilizan las plantas hidroeléctricas, debido a "la intensa sequía que sufre el territorio nacional".

Los críticos del gobierno de Chávez admiten que las lluvias han sido inferiores a la media en el último año, pero agregan que el principal motivo de los cortes de electricidad es la falta de inversión en el sector, que fue nacionalizado en 2007.

Desde finales del pasado año, el gobierno ha advertido de la posibilidad de un colapso de la red eléctrica nacional, ya que la demanda está comenzando a superar a la oferta.

El recién designado ministro de Electricidad de Venezuela, Alí Rodríguez, uno de los miembros más respetados del gabinete de Chávez, dijo hace una semana que el gobierno aumentaría la capacidad eléctrica 17% este año para cubrir la creciente demanda, un plan que muchos consideran escaso.

Venezuela, país rico en petróleo, obtiene la mayor parte de su electricidad de plantas hidroeléctricas que dependen del agua para generar energía, por lo que la red es muy vulnerable a las sequías.