El gobierno del presidente Nicolás Maduro decretó una emergencia por 90 días en el sector eléctrico de Venezuela, ante apagones y racionamientos que agobian a la población desde hace varios meses.

Con la declaración de la emergencia, la Sociedad Mercantil Corporación Eléctrica Nacional, S.A, o Corpoelec, la empresa estatal de electricidad, “podrá celebrar acuerdos con proveedores independientes nacionales o extranjeros para la contratación y ejecución de obras y la adquisición de bienes y servicios” , según el texto del decreto publicado en la Gaceta Oficial, que circuló en la jornada.

No es la primera vez que Venezuela declara una emergencia en el sector eléctrico.

En el 2010 el gobierno también decretó una emergencia por 90 días para comprar equipos y luego la extendió por otros 60 días. Corpoelec es el organismo que creó el gobierno del ahora fallecido presidente Hugo Chávez en el 2007, tras la nacionalización del sector eléctrico.

En un pronunciamiento conjunto y transmitido por la televisora oficial, el vicepresidente Jorge Arreaza; el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, y el mayor general Wílmer Barrientos, jefe del comando estratégico de la fuerza armada, indicaron que la presencia militar en las instalaciones eléctricas del país será reforzada.

Chacón destacó que parte de los problemas con racionamientos y apagones se debía no solo a los “saboteos”, sino también a que la demanda del país ha crecido en los últimos años hasta llegar a ser la más alta per cápita de América Latina, aunque no precisó esa tasa.