Venezuela podría dejar de percibir entre US$16.000 y US$18.000 millones al año si continúan bajando los precios del petróleo.

La advertencia fue realizada este domingo por le economista José Guerra, durante su participación en el programa de El Mundo, Economía y Negocios, transmitido por Globovisión.

De acuerdo con Guerra, el descenso de los precios del barril de crudo puede llegar a tener un impacto significativo en la economía venezolana, debido a que el gobierno “no ahorró en la época de bonanza para enfrentar la crisis”.

“Por cada dólar que cae del precio petrolero, Venezuela deja de percibir US$800 millones al año”, precisó.

Destacó que en ese escenario, el gobierno tendrá que recortar el gasto público, lo cual afectará la calidad de vida de los ciudadanos, ya que las reducciones podrían ser a sectores como salud y educación.

Escasez de productos importados. Además, Guerra explicó que Cadivi podría disminuir la entrega de divisas a los diversos sectores productivos del país que necesitan importar materia prima o determinados productos, medida que se traduciría en problemas de escasez.

Bandas transitorias. Con respecto a la propuesta venezolana de regresar a un sistema de bandas en la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) para los precios del crudo, el economista consideró que esto sólo es una solución transitoria, ya que sólo le pondría “un piso a la caída”.

“Si la economía mundial sigue afectada, pronto se moverá ese piso. La solución debe pasar porque la OPEP reduzca drásticamente la producción y se empiece a recuperar la economía mundial”, dijo.

Aún hay margen de maniobra. Por su parte, el economista y profesor universitario Rafael Quiroz, también coincidió en que si se mantiene la tendencia a la baja, el gobierno tendría que reajustar las proyecciones de ingresos extraordinarios.

No obstante, estimó que aún no se deben encender las alarmas, ya que la cesta de crudo venezolano se mantiene en un nivel que permite mantener algunas de las proyecciones realizadas por el gobierno.