Caracas. Venezuela elevó un 40,64% sus reservas probadas de petróleo a 297.000 millones de barriles al cierre del 2010, dijo este sábado el ministro de Energía a Reuters.

El gobierno del presidente Hugo Chávez aspira a que el país socio de la OPEP sobrepase los 300.000 millones de barriles en los próximos años, desbancando a Arabia Saudita, actual líder de reservas.

"En el 2010 se certificaron 86.400 millones de barriles para un total de 297.000 millones de barriles (de crudo)", dijo Rafael Ramírez a Reuters.

El gobierno de Hugo Chávez ejecuta desde hace cuatro años un plan de cuantificación de las reservas que yacen en la vasta Faja Petrolífera del Orinoco, que alberga según cifras oficiales unos 235.000 millones de barriles de crudo pesado y extrapesado.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés) estimó el año pasado que la Faja contiene alrededor de 513.000 millones de barriles "técnicamente recuperables" de crudo, un número que duplica los cálculos de Venezuela.

Sin embargo, contar con mayores reservas de crudo no implicaría que Venezuela logre un aumento en la cuota de producción que tiene en la OPEP.

Según las estadísticas de la organización, el país sudamericano acumula años extrayendo por debajo del techo permitido.

Más gas. Por otro lado, Ramírez dijo que el país sudamericano también elevó sus reservas probadas de gas en un 5% a 195 billones de pies cúbicos (TCF por su sigla en inglés) al cierre del 2010.

"En gas se incorporaron 17,3 TCF para un total de 195 TCF", explicó Ramírez, quien agregó que ya fueron "probados" 15 TCF del proyecto costa afuera Rafael Urdaneta.

Venezuela ha venido incrementando sus reservas probadas de gas, luego de que en el 2005 delegó en varias petroleras extranjeras la búsqueda del combustible para su posterior explotación y suministro al mercado doméstico.

La mayoría de los proyectos de gas costa afuera en Venezuela presentan considerables demoras. El país, rico en energía, ha tenido que recurrir a la importación de gas desde Colombia para atender su demanda interna y paliar un creciente déficit de este recurso.

Venezuela tiene las mayores reservas de gas y petróleo de Sudamérica.