Caracas. Por lo menos 40% de los trabajadores de la empresa venezolana de aluminio de capital mixto, Venalum , incluida la llamada nómina mayor y ejecutiva, no percibirá el incremento salarial de 25% aprobado con el Ejecutivo, siempre y cuando la empresa tenga los recursos para ello.

Andrés Rengel, director laboral y miembro de la junta directiva de Venalum, cuestionó la actuación de los dirigentes sindicales Gerardo Pérez y Manuel Díaz, presidentes de Sutralum y de Sutrapuval, respectivamente, organizaciones que agrupan a los trabajadores y a los profesionales de empresa reductora de aluminio.

Señaló que los representantes sindicales firmaron el sábado la misma minuta que presentó la empresa el pasado 2 de febrero y al final no lograron beneficios para los trabajadores, porque la empresa no tiene con qué pagarlos en este momento.

Rengel afirmó que la directiva de Venalum en pleno hizo saber al ministro de Industrias Básicas y Minería, José Khan, y al canciller Nicolás Maduro que renunciarían a sus cargos si el plan de ventas del 7 de enero, ya aprobado y realizado por primera vez en los 32 años de Venalum, no era respetado.

Para el director de Venalum, "esa es la única forma de acabar con el comercio que hacían unos pocos con recursos de todos. Anualmente, Venalum regalaba por esa vía US$33 millones y quien debe tener ese beneficio es el Estado y, por ende, sus trabajadores".

Explicó que anualmente Alcasa y Venalum, cuando contaban con cuatro líneas de producción, generaban casi 600.000 toneladas anuales de aluminio primario. Ahora, luego del recorte energético que se le aplicó a Guayana, a finales de 2009 y la mitad de 2010, hubo que cerrar dos líneas de producción en cada planta, por lo que al final la producción bajó a la mitad.

Esas 300.000 toneladas aproximadamente son consumidas en 60% por el mercado nacional y 40% se coloca en el exterior.

Reitera que de ese 60% destinado al mercado interno, el sindicato desea seguir manejando un porcentaje para su beneficio y para ello -agrega- usaron a la planta y a los trabajadores.

Hasta el 15 de mayo de 2010 se mantuvo esta política de las cuotas y ello cesó cuando asumió el Control Obrero, dijo Rengel.

Además, Andrés Rengel señaló que fiscales del Ministerio Público levantan un informe sobre las condiciones en las que que quedaron las plantas después de la protesta.

El trabajo lo concluirán mañana miércoles "y serán los tribunales los que actuarán en ese sentido", manifestó .

La empresa Industria Venezolana de Aluminio C. A., CVG Venalum se constituyó en 1973 con el objeto de producir aluminio primario en diversas formas para fines de exportación. Es una empresa mixta, con 80% de capital venezolano, representado por la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), y un 20% de capital extranjero, suscrito por el consorcio japonés integrado por Showa Denko K.K., Kobe Steel Ltd, Sumitomo Chemical Company Ltd., Mitsubishi Aluminium Company Ltd, y Marubeni Corporation.

Venalum es la mayor firma de aluminio en Latinoamérica donde el 75% de su producción está destinado a los mercados de los Estados Unidos, Europa y Japón, colocándose el 25% restante en el mercado Venezolano.