Caracas. Más de 20 petroleras mixtas entre la estatal Pdvsa y firmas privadas tienen como meta levantar cientos de millones de dólares en financiamiento antes de que culmine el primer semestre del año para elevar su bombeo de crudo, dijeron fuentes cercanas a la operación.

Venezuela ordenó en noviembre a empresas mixtas conformadas entre Pdvsa y firmas privadas con participación minoritaria como Chevron, BP, Repsol y Shell presentar planes para remediar la caída de producción registrada hasta 2010 y en enero las amenazó con revocarles sus permisos de operación .

Según cifras del ministerio de Energía auditadas por una firma independiente, la producción de crudo en Venezuela bajó en el 2010 por segundo año consecutivo a 2,78 millones de barriles por día (bpd) contra los 3,01 millones de 2009.

"El deseo de todo el mundo es producir más barriles. Por eso muchas empresas ya habían comenzando a trabajar en planes de incremento (de producción), pero conseguir el financiamiento tan rápido es cuesta arriba", dijo un gerente de una de las firmas privadas, que prefirió el anonimato.

Pdvsa solicitó a sus socias negociar los créditos necesarios para emprender los nuevos planes de producción antes de abril, pero el nuevo plazo que se manejaría para conseguir el dinero es el cierre del primer semestre.

Directivos de la estatal y de algunas compañías privadas han realizado giras de negocios por las principales capitales del mundo en las últimas semanas en busca de financiamiento.

"Hasta ahora la receptividad ha sido buena. Los inversionistas que han escuchado los planes de negocios han dicho que los proyectos son financiables, pero faltan muchos detalles por afinar", agregó.

Toma y daca. Pdvsa informó este mes que realizó una ronda de reuniones con sus socias para afinar los planes de remediación exigidos por el ministerio de Energía, los cuales habrían sido entregados por la mayoría de las empresas mixtas con la meta de elevar el bombeo conjunto hasta el año 2015.

Pero aunque se ha progresado en este aspecto, aún falta por acordar la posible fusión de las empresas mixtas más pequeñas a fin de imprimirles estabilidad financiera y la aplicación de cambios en la gobernabilidad en beneficio de los socios minoritarios.

Sobre el financiamiento, las fuentes señalaron que se han manejado decenas de opciones: emisión de bonos de deuda en el exterior, negociación de créditos privados con la banca internacional, solicitud de préstamos a las casas matrices y operaciones en el mercado de capitales, entre otras.

Pdvsa contrató a Citibank para asesorar a las firmas en la búsqueda de la mejor opción de crédito, dijeron las fuentes.

Expertos consideran que para concretar algunas de ellas, sería necesario aplicar cambios en la forma en que Pdvsa conduce las finanzas de las empresas mixtas, que en muchos casos presentan problemas de flujo de caja por la acumulación de cuentas por pagar de la estatal.

"Algunas empresas están solicitando a Pdvsa que el financiamiento quede atado a contratos de suministro de crudo, de manera que se garantice el pago de las deudas", dijo el presidente de otra firma, que no quiso ser identificado.

Al cierre del tercer trimestre del 2010, las cuentas por pagar de Pdvsa no habían logrado reducirse pese al alza de los precios del crudo, al sumar US$7.104 millones. Y muchas empresas mixtas continúan sin cobrar los dividendos del ejercicio 2009.

Producción en crisis. La exigencia de planes de remediación busca elevar el bombeo de las empresas mixtas, cuya capacidad de producción ronda los 400.000 bpd, pero que entre 2009 y 2010 acumularon una significativa caída.

Según la Memoria y Cuenta que le entregó PDVSA a la Asamblea Nacional, en el 2010 las empresas mixtas extrajeron 331.500 bpd, un 3 por ciento menos de lo planificado.

Pdvsa está culminando una reestructuración en el área de exploración y producción que busca facilitar un aumento tanto de su producción propia como de las empresas mixtas, al tiempo que intenta garantizar la disponibilidad de suficiente crudo liviano para mezclar con los crudos pesados del Orinoco.

"Esta reestructuración está aprobada desde abril del 2011, pero se está acelerando ahora por la caída de la producción", dijo una fuente que asesora a varias firmas petroleras.