Caracas. Venezuela revisaría los derechos de las petroleras extranjeras que operan en su suelo en asociación con la estatal Pdvsa si es que no incrementan su producción, advirtió este jueves el ministro de Energía, Rafael Ramírez.

En diciembre de 2010, en medio de una caída de la actividad petrolera -de la que depende el 95% de los dólares que alimentan la economía venezolana-, el despacho que preside Ramírez ordenó a las empresas mixtas subir la producción de crudo.

En diciembre de 2010, en medio de una caída de la actividad petrolera -de la que depende el 95% de los dólares que alimentan la economía venezolana-, el despacho que preside Ramírez ordenó a las empresas mixtas subir la producción de crudo.

Aquella vez, Venezuela conminó a que en un plazo no mayor de 30 días hábiles las firmas deberían presentarse al despacho con un "plan de remediación" para asegurar un incremento en su producción .

"Si ellas no cumplen con su plan, yo tendría razones suficientes para revisar los derechos otorgados", dijo Ramírez a periodistas.

Dentro de la veintena de empresas mixtas, que tienen una capacidad conjunta de producción de unos 400.000 barriles por día (bpd), participan la brasileña Petrobras, la estadounidense Chevron, la española Repsol y la británica BP, entre otras.

La producción venezolana de crudo bajó en noviembre a 2,69 millones de bpd; sin embargo, Ramírez asegura que se sitúa en torno a los 3 millones de bpd.

Sin peligro. Luego de una reunión entre los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y Uruguay, José Mujica, el también titular de Pdvsa dijo que la decisión de Hess de recortar en un tercio la capacidad de la refinería Hovensa en las Islas Vírgenes estadounidenses en 150.000 bpd no afectará en los envíos de crudo venezolano.

"Tenemos un contrato (de suministro) de largo plazo. Las refinerías siempre están en proceso de adecuación. No hay nada que ponga en peligro las operaciones allá", dijo Ramírez.

Pdvsa participa indirectamente del 50% de la refinería Hovensa con capacidad para procesar unos 500.000 bpd.

Por otro lado, Ramírez dijo que Pdvsa no recibió comunicación oficial de LyondellBasell sobre sus planes de sustituir sus suministros de crudo venezolano.

"No hemos recibido nada formal", adelantó la autoridad.

El contrato de suministro entre LyondellBasell, la tercera mayor petroquímica del mundo, y Pdvsa expira en julio del 2012.

Pdvsa vendió en el 2007 su participación en una refinería conjunta Lyondell-Citgo en Estados Unidos con capacidad para procesar 265.000 bpd.

Finalmente, Ramírez dijo que Venezuela espera tener entre 240-243 taladros petroleros operativos hacia fines del 2011 desde los 237 actuales.