Caracas. Las nuevas plantas eléctricas que sumarán, a finales de año, una capacidad instalada estimada por el Ejecutivo Nacional de 5.000 megavatios, incrementarán el consumo de gas natural de 400 millones de pies cúbicos diarios actuales a 700 millones de pies cúbicos en ese sector, según indicó el vice ministro de Desarrollo Eléctrico, Javier Alvarado en el foro "Venezuela: otra visión, energía, entorno y competitividad" realizado por El Mundo Economía y negocios.

Sin embargo, expertos en la materia sostienen que por muchos esfuerzos que haga Petróleos de Venezuela (Pdvsa), será imposible elevar este año la producción de gas, que es de por sí deficitaria en 765 millones de pies cúbicos diarios en ese sector.

De acuerdo con cifras suministradas por el analista del sector eléctrico, Nelson Hernández, de operar la totalidad de las plantas termoeléctricas en condiciones de normalidad la demanda de gas debería estar en el orden de 1.500 millones de pies cúbicos diarios sólo en ese sector.

Consideran que la meta luce cuesta arriba si se toma en consideración que las plantas termoeléctricas actuales están operando básicamente con combustibles como el diesel y el fuel oil.

Alvarado, sin embargo señala que la idea es insistir en el uso del gas y que, de haber inconvenientes, la opción son los combustibles líquidos.

"La idea es llevar todo el plan eléctrico en base a gas, pero mientras desarrollamos el programa gasífero, pues las plantas iniciales deben ser duales (líquidos-gas), y cuando esté lista la red pues cambiamos a gas", dijo el funcionario.

Pero las expectativas gubernamentales son aún mayores, la visión de corto plazo estima un consumo de gas de 1.000 millones de pies cúbicos diarios sólo en materia eléctrica. Mientras que de líquidos o combustibles como el diesel y el fuel oil se estima que este año alcancen un consumo de 300.000 barriles diarios, lo que evidenciaría un incremento de 100.000 barriles.

Otra visión. El analista del entorno petrolero, Diego González, asegura que una producción adicional de esa magnitud en el corto plazo es muy difícil de concretar.En primer lugar porque el gas que debe venir de los desarrollos costa afuera prometen frutos para dentro de tres a cinco años, como el Mariscal Sucre, Plataforma Deltana, y Golfo de Venezuela.

Y en segundo lugar porque se requiere la construcción de la infraestructura, el desarrollo del pozo, el sistema de gasoductos, y la planta de extracción para limpiar el gas. González considera que si se reactivaran los pozos inactivos y se hiciera un serio esfuerzo en Anaco sería posible alcanzar una meta de 600 millones de pies cúbicos diarios este año.

"Pero no se están haciendo las inversiones para eso. Anaco tiene un potencial de producción importante de gas, pero para impulsar la se requiere know- how, desembolso, y muchos taladros", indicó el analista.

Este proyecto llamado Gas Anaco tiene prevista su culminación pare el año 2012, y la inversión total, según refleja el balance de Pdvsa, está estimada es US$4.418 millones, e indica que para el cierre de 2008 se habían ejecutado US$1.584 millones.

El objetivo es incrementar la producción de gas a 2.800 millones de pies cúbicos diarios de gas y 45.000 barriles de crudo liviano.

Por su parte, la tesis del experto en materia gasífera, Nelson Hernández, es inclusive más pesimista. Considera que tanto la incorporación de capacidad para generar electricidad de 5.000 megavatios, como el incremento de la producción de gas son imposibles de alcanzar este año.

Explica que mientras la producción de petróleo siga mermando es muy difícil incrementar la oferta de gas al mercado. Señala que la producción de gas en Venezuela está fundamentalmente asociada al bombeo de crudo.

Hernández asegura que las plantas que están operando en el país están consumiendo combustibles líquidos. Comenta, por ejemplo, el caso de Tacoa, que debería estar operando completamente a gas, sin embargo frente a esta termoeléctrica está estacionado el barco que le suministra hidrocarburos líquidos, por una simple razón: que no le llega suficiente gas.

El caso de Planta Centro, es otra demostración, su diseño privilegió el uso de gas, sin embargo los menos de 300 megavatios que genera se apalancan con diesel.

La planta del Zulia, Ramón Laguna entra también dentro del esquema, pues esta unidad funcionaba con el gas proveniente de Colombia, y desde la suspensión del suministro ha tenido que emplear su opción de combustibles líquidos.

Datos oficiales. Venezuela tiene una producción de gas en el orden de los 7.088 millones de pies cúbicos diarios, según el reporte a junio de 2009 de Pdvsa, de los cuales 70% los consume el sector petrolero para la producción. El déficit se calcula en unos 2.000 millones de pies cúbicos diarios.

De acuerdo con el plan gasífero nacional la idea es incrementar la producción de gas natural a 12.568 millones de pies cúbicos diarios hacia el año 2013, lo que permitirá, según Pdvsa convertir a Venezuela en un exportador de gas natural.