Caracas. En la campaña presidencial de 1998, el actual presidente de la República, Hugo Chávez Frías, calificó a Pdvsa como "una caja negra" difícil de auditar. Trece años después la misma expresión se repite en boca de los dos principales dirigentes de la Federación Única de los Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), Wills Rangel y José Bodas, al referirse al fondo de pensiones de los trabajadores y jubilados de la principal empresa estatal del país.

Rangel y Bodas, presidente y secretario general de la Futpv, respectivamente, aunque pertenecen a movimientos sindicales distintos en la industria petrolera, coincidieron en señalar a Emen que el fondo de pensiones "es una caja negra".

"Oficialmente no tenemos ninguna información acerca del uso que se le da al dinero que descuentan a los trabajadores. No sabemos si lo colocan en una mesa de dinero o si lo invierten en algún lado. A nosotros, ni en esta, ni en la anterior Pdvsa nos han dado información. Lo que sabemos ahora lo conocemos por lo que ustedes han publicado", destacó Rangel.

El presidente de la Futpv se refiere a las informaciones publicadas la semana pasada sobre el caso del banquero Francisco Pancho Illaramendi, venezolano-americano exfuncionario de Pdvsa, demandado en EEUU por apropiarse de $53 millones que se encontraban en dos fondos de inversiones que administraba su corporación Michael Kenwood.

"La directiva de Pdvsa nombra a los administradores de ese fondo sin tomar en cuenta a los trabajadores y jubilados. Ellos lo manejan con total discrecionalidad pese a que ese dinero no les pertenece". José Bodas, secretario general de la Futpv.

De acuerdo con el escrito presentado ante la Corte del Distrito de Connecticut por la Securities and Exchange Commisions (SEC), 90% de los 540 millones de dólares manejados en los dos fondos de inversiones, provienen del fondo de pensiones de una corporación extranjera. Esa empresa sería, de acuerdo con lo expresado por fuentes consultadas por El Mundo Economía y Negocios (Emen), la petrolera venezolana, Pdvsa.

"La directiva de Pdvsa nombra a los administradores de ese fondo sin tomar en cuenta a los trabajadores y jubilados. Ellos lo manejan con total discrecionalidad pese a que ese dinero no les pertenece", apuntó Bodas, quien se manifiesta partidario de una investigación profunda del caso, por parte de la Asamblea Nacional, Fiscalía y Defensoría del Pueblo.

Ahorros de la vida. El fondo de pensiones de los trabajadores y jubilados se conformaba, originalmente, al descontarle 25% de las prestaciones al personal que salía jubilado, explicó el secretario general de la Futpv.

Desde el año 2000, todos los trabajadores aportan un porcentaje de su sueldo para ese fondo del cual podrán disfrutar cuando al menos cumplan 15 años de actividades en la industria, que es el mínimo tiempo para jubilarse.

El directivo principal de la Futpv, Francisco Luna, explica que ahora, por ejemplo, si el salario básico mensual del obrero es de BsF. 2.204, le descuentan BsF. 104, es decir, cerca de 5%.

Rangel, Bodas y Luna también coincidieron en señalar que ni en la Pdvsa de antes ni en la nueva los trabajadores o jubilados han recibido alguna libreta o información para conocer de cuánto dinero disponen.

"Hace siete años pagaban los intereses cada semestre", recuerda Bodas. Incluso, después del paro petrolero, se efectuó una cancelación de más de más de 10 millones de bolívares viejos en promedio a los jubilados y viudas o viudos de los extrabajadores.

Una exhortación. Para abrir "a caja negra" en la que se ha convertido el fondo de pensiones de Pdvsa, el presidente de la Futpv propone darle participación protagónica a los trabajadores al nombrar una representación de ellos en la administración de los recursos.

También exhortó a la directiva de Pdvsa y al director de Finanzas, Eudomario Carruyo, a dialogar sobre el tema con la representación sindical.

Carruyo fue el jefe de Juan Montes, funcionario del área de Tesorería, a quien la fuente consultada por Emen señala de ser el responsable de la colocación del dinero en los fondos manejados por Illaramendi.

Precisamente, investigar profundamente el caso de Illaramendi e interpelar al ministro Rafael Ramírez y a otros directivos de Pdvsa en la Asamblea Nacional, propondrá el secretario general de la Futpv, José Bodas. Agregó que también se dirigirá a la Fiscalía General de la República y a la Defensoría del Pueblo.