El Ministerio Público comisionó al fiscal 21° del estado Anzoátegui, Camilo Alcalá, a fin de que dirija la investigación que determine las circunstancias del derrame de 100 barriles de petróleo ocasionado por un buque de bandera bahameña.

Este buque se encontraba a kilómetro y medio (una milla náutica) de los muelles del Complejo Criogénico de Jose, hecho ocurrido en la madrugada del sábado 3 de marzo.

Según nota de prensa, el fiscal coordina las actuaciones que adelantan los funcionarios del Ministerio para el Ambiente (Minamb), Instituto Nacional de Espacios Acuáticos y la empresa Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (Pdvsa), entre ellas la inspección técnica de la zona afectada, la identificación del buque, las entrevistas a los tripulantes y la recolección de muestra del crudo derramado.

De acuerdo con la información preliminar, a las 2:30 de la madrugada del citado día, el buque tanquero B/T Habari realizaba operaciones de carga en la monoboya, cuando ésta se movió producto de una maniobra de la embarcación y habría ocasionado el rompimiento de una de las mangueras o líneas de carga de crudo, lo que generó el derrame.

Una vez que los técnicos de Pdvsa informaron de la situación, se constituyó una comisión integrada por especialistas del Minamb, Capitanía de Puerto y Bomberos Marinos del estado Anzoátegui constataron un derrame de aproximadamente 100 barriles de crudo que cayeron al mar en un área de 600 metros.

Por tal motivo, la estatal petrolera activó el plan de contingencia local colocando barreras de contención oleofílicas en el área impactada para absorber el derrame haciendo cerco de recolección, limpieza y saneamiento ambiental y evitar que llegara a la playa de Puerto Píritu, municipio Peñalver.