Caracas. Una nueva controversia ha generado la crisis energética en Venezuela, mientras el gobierno venezolano aseguró que se logró superar la meta de ahorro de energía que se había planteado para Semana Santa, los empresarios acusaron que no se logró el objetivo.

Según el ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, durante la semana pasada, a la que se decretaron feriados tres días adicionales, el ahorro alcanzó los 78 gigavatios (equivalentes a 450 megavatios), mientras que la meta fijada fue de 60 gigavatios.

Y agregó que aún cuando las medidas de ahorro energético no se han cumplido en 100%, “han permitido conjurar los peligros del colapso, no ha habido ni habrá colapso”, informó El Universal.

Sin embargo, un panorama muy diferente tiene la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), que denunció el martes el incumplimiento de la meta, donde el gobierno preveía un ahorro de 1.500 megavatios durante los tres días declarados como feriados extraordinarios.

Aseguró que entre el lunes y miércoles de la semana pasada, el consumo fue de 300 megavatios diarios, para un total de 900 megavatios. El presidente del organismo, Noel Álvarez, detalló que considerando que el consumo eléctrico nacional es de 15.600 megavatios diarios aproximadamente, la cifra significa apenas un ahorro de 1,97%.

Por el contrario, según consignó El Universal, el titular advirtió que los tres días no comerciales le van hacer un “gran daño” al país, debido a las “cuantiosas pérdidas y una caída bestial de la producción”.