Quito. El ministro de Petróleo y Minería de Venezuela, Eulogio del Pino, inicia este lunes una gira por las naciones miembros y no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), a fin de promover acciones conjuntas para lograr la estabilidad del mercado y el repunte del precio del crudo, que en enero promedió los US$24,33 el barril.

Venezuela ha promovido junto a Ecuador una iniciativa para que los productores reduzcan el volumen de producción y pueda mantenerse un valor del crudo; en particular, las autoridades ecuatorianas han propuesto a la OPEP rebajar la producción en al menos un 2%.

Según trascendió, en las últimas 48 horas se registró un repunte en el precio del barril luego de que funcionarios rusos dijeron que recibieron propuestas de Arabia Saudita, que lidera la OPEP, para controlar la producción y que estaban dispuestos a conversar.

El canal multinacional TeleSur, con base en Caracas, difundió en su página digital que la primera escala del titular venezolano será precisamente Rusia, donde llevará un mensaje del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para alcanzar "mecanismos de conciliación y de acuerdo" entre todos los productores en el ámbito mundial.

Tras una reunión realizada el viernes pasado con empresas del sector minero venezolano, el representante de la cartera señaló que el precio actual del barril petrolero se encuentra muy por debajo del precio del equilibrio económico, tanto para productores como para consumidores.

El miércoles está previsto un contacto con el presidente del bloque petrolero y también ministro de Energía de Catar, Mohammed al-Sada, a quien presentará una propuesta concreta para la recuperación de las cotizaciones.

La agenda de trabajo del ministro Del Pino incluye una entrevista con su par ruso, Alexander Novak, y el martes se reunirá con los principales productores de hidrocarburos de Rusia, país que en 2015 bombeó más de 10 millones de barriles diarios de petróleo y gas condensado.

El miércoles está previsto un contacto con el presidente del bloque petrolero y también ministro de Energía de Catar, Mohammed al-Sada, a quien presentará una propuesta concreta para la recuperación de las cotizaciones; un día después continuará el periplo por Irán, Irak y Arabia Saudita, cuatro naciones que señaló como claves en la materia petrolera.

Pese a la baja mundial de los precios del petróleo, la OPEP no ha reducido su tope de producción, que se ubica en 30 millones de barriles diarios.

Aunque Rusia no forma parte de la OPEP, también ha experimentado un descenso importante de ingresos por ventas petroleras, debido al exceso de la oferta y la estrategia empleada por Estados Unidos para sabotear el mercado a través del fracking, indicó el medio regional de comunicación.

El pasado 28 de enero, el titular Novak informó de la propuesta que Arabia Saudita hizo de un recorte de la producción de petróleo de al menos 5%, lo que podría ser tratado este mes durante la Cumbre de la OPEP.

“Esos parámetros fueron propuestos, cortar en un 5% la extracción de cada uno de los países”, dijo a la prensa.

Sin embargo, señaló que antes de acordar un recorte en la extracción, es necesario que todos los países productores y exportadores alcancen un “consenso” base.

Confirmó, además, que Rusia buscará un contacto con la agrupación de productores, lo cual es visto como un cambio de estrategia por parte de ese país euroasiático para recuperar su economía, afectada desde fines de 2014, con lo cual parece estar dispuesta a rebajar en unos 500.000 barriles su producción diaria.

La OPEP no ha reducido su tope de producción, de unos 30 millones de barriles diarios, pese a la caída estrepitosa de los valores por el exceso de las ventas, y de la estrategia empleada por Estados Unidos para sabotear el mercado a través del 'fracking',un nuevos métodos de producción a gran escala