Caracas. Un alza interanual de 57,4% registraron las desconexiones en el área de transmisión venezolano durante los dos primeros meses del año. A esto se suma una reducción de casi 8% en la generación y el consumo eléctrico.

Con esto el Sistema Eléctrico Nacional continúa revelando las debilidades de la Red Troncal de Transmisión, a la par que el gobierno intenta reducir la crisis energética con una estricta política de ahorro eléctrico.

Según cifras del Centro Nacional de Gestión (CNG) en enero se registraron 64 interrupciones programadas y 75 forzadas, con un total de 139. En tanto que en febrero llegaron a las 243 interrupciones, 70 programadas y 172 forzadas, una de las más altas detectadas en los últimos meses, consignó El Universal.

Este número de fallas se produjo en la red de transmisión del sistema que interconecta a las principales plantas de generación y/o los centros de carga, que "influyen de manera importante en la estabilidad, confiabilidad y seguridad" en la actividad eléctrica, advierte el Centro Nacional de Gestión.

El ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, dijo recientemente que “no basta con tener suficiente generación de electricidad si continuamos confrontando problemas en todo el sistema de transmisión”.

En esa línea, aseguró que se “deben hacerse correctivos urgentes y proceder a rectificar”. Y adelantó que en los próximos días “anunciaremos un conjunto de medidas específicas para contribuir a mejorar la calidad y garantizar la seguridad del servicio”.