Caracas. Venezuela anunció este lunes un paquete de medidas de ahorro energético que premiará la reducción del consumo con rebajas de facturación y castigará el alto gasto, en medio de una aguda crisis eléctrica que afecta la productividad del país petrolero.

Desde el 2010, el país afronta una severa crisis eléctrica, que pareció terminar con la llegada de las lluvias que alimentan los embalses de donde proviene gran parte de la energía que requiere, pero el aumento del consumo y la falta de inversión volvieron a desnudar las debilidades del sistema eléctrico.

El fin de semana un apagón afectó a cinco estados del país y en lo que va del año se han agudizado los cortes programados o apagones súbitos en gran parte del territorio. Según recientes encuestas, los cortes de luz han golpeado la popularidad del presidente Hugo Chávez que en el 2012 tentará un nuevo período presidencial.

"El presidente Chávez, frente a las situaciones de inestabilidad en el sistema eléctrico que se han venido presentando en la última semana, nos instruyó emitir un conjunto de medidas destinadas a garantizar la estabilidad del suministro de energía eléctrica", dijo el vicepresidente Elías Jaua.

"No son (medidas) para limitar el derecho a la energía eléctrica, sino para evitar el uso inadecuado y excesivo de la energía, para garantizar su suministro seguro y estable", precisó en conferencia de prensa.

La norma indica que los organismos públicos, al igual que las industrias y centros comerciales, deberán instalar capacidad propia de generación hasta reducir en 10% su consumo.

Los clientes serán multados hasta con un 200 por ciento de su factura si incrementan su demanda en más del 20%. Asimismo, la medida aplica descuentos de hasta 50% si se reduce el consumo en 20%.

La norma aún debe ser publicada en Gaceta Oficial donde se precisará la fecha de entrada en vigencia.

"Hay una demanda excesiva (...) es precisamente a la corrección de esta demanda excesiva, a ese derroche típico en nuestra sociedad, que se dirige este conjunto de acciones", dijo el ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez.

El gobierno tiene en el "derroche" y "sabotaje" los principales factores que inciden en la crisis eléctrica. Pero analistas sostienen que la falta de inversión en el sector es el principal escollo .

Según cifras de la Agencia Internacional de Energía (AIE), Venezuela tiene el segundo consumo por habitante más alto de Latinoamérica, con 3.078 kilovatios/hora (kwh). El mayor consumo por habitante es de los chilenos con 3.327 kwh.

En el 2010, Venezuela aplicó un férreo racionamiento eléctrico que incluyó la desinstalación de vitales unidades de las empresas metalúrgicas derrumbando su producción. Además, aplicó cortes de hasta seis horas en el interior del país.

Sin embargo, a mediados del año Chávez ordenó levantar las medidas luego de una abundante temporada de lluvias, pero ello no evitó un bajón de su popularidad que se vio reflejado en las parlamentarias de septiembre cuando la oposición logró arrebatarle al oficialismo un tercio de los escaños.