El Gobierno venezolano viene trabajando desde el 2009 para llegar a un "arreglo amistoso" con la cementera mexicana Cemex, indicó en un comunicado el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias.

"Desde finales del año 2010, se viene trabajando entre las partes un proyecto de acuerdo para alcanzar un arreglo amistoso, que debe anunciarse en los próximos días", señaló el despacho del ministro Ricardo Menéndez.

El documento destaca que "se han alcanzado acuerdos de finiquito con todas las empresas involucradas, como lo son Holcim y Lafarge, en estricto apego a nuestro ordenamiento jurídico e intereses nacionales".

Adicionalmente el comunicado asegura que la decisión del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) "tribunal no implica condena alguna contra nuestro país, ni se pronuncia sobre el fondo del asunto vinculado al ejercicio soberano del estado venezolano sobre la ordenación de las empresas productoras de cemento".