Caracas. Todo parece indicar que en la medida en que avance el primer trimestre se hará más evidente la escasez de leche y carne en los puntos de venta. "Las fuertes lluvias afectaron la producción agropecuaria en el Sur del Lago de Maracaibo y ya empiezan a sentirse los efectos de la devaluación", justificó Jesús Iragorry, presidente de la Federación de Ganaderos de la Cuenca del Lago de Maracaibo (Fegalago).

Las fuertes precipitaciones que cayeron a finales de 2010 y que se repitieron hace dos semanas en la zona del Sur del Lago -Zulia, Mérida y Trujillo- inundaron y afectaron la producción agropecuaria de unas 200.000 hectáreas, detalló Iragorry luego de una reunión que se realizó ayer en la sede de esta asociación, en el estado Zulia.

Fegalago informó que el número de reses destinadas al ordeño que murieron por las inundaciones pasó de las 30.000 que se calculó inicialmente hasta unas 50.000, por lo cual se han dejado de producir alrededor de 600.000 litros de leche del total de 2,2 millones de litros que aporta diariamente esta región a la oferta nacional.

A estas cifras Iragorry agregó alrededor de 100.000 novillos que no engordarán a tiempo para llevarse a los mataderos, por lo que no podrán estar en el mercado entre febrero y marzo, sino en julio.

Las hectáreas inundadas abarcan los seis municipios que resultaron más perjudicados por las precipitaciones, y la asociación ganadera incluye en la cuenta cerca de 50.000 hectáreas de sembradíos de plátanos que están en el municipio zuliano Francisco Javier Pulgar.

La reciente devaluación de 65% en el precio del dólar con que se importaron los alimentos durante la mayor parte de 2010 alimenta la posibilidad de que empiecen a escasear estos rubros, según el presidente de Fegalago. "La devaluación ha propiciado una baja en la importación de novillos desde Argentina y Brasil, así como un incremento de los precios en los comercios, a pesar de la regulación", dijo el vocero.

Iragorry le solicitó al Gobierno que "le ponga cuidado a la situación de la producción de carne y leche en el Sur del Lago, si quiere evitar el desabastecimiento".

El gremio ganadero espera que "cese el hostigamiento con las expropiaciones, trabaje en la pronta reparación de las vías de comunicación y atienda los rebaños con el suministro de vacunas, ya que ahora están más vulnerables".

Por otro lado, en la reunión de Fegalago también se acordó que el Frente Zuliano por la Constitución y el Frente Nacional de Abogados por la Justicia y la Paz apoyarán al presidente de Aganaco, Carlos Javier Benavides, a quien se le acusa de ser el autor intelectual del incendio ocurrido en la sede del Inti, en Santa Bárbara del Zulia, el pasado 8 de enero, según informó Néstor Borjas, presidente de Fedecámaras Zulia. Piden que se respete la presunción de su inocencia y el derecho a la defensa.