Caracas. Las fluctuaciones en el precio del petróleo son típicas de un mercado inestable y la reciente caída ratifica la posición de Venezuela de mantener las cuotas de producción en la próxima reunión de la OPEP, dijo el ministro de Energía del país sudamericano.

Rafael Ramírez, que además preside a la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) señaló que las fluctuaciones "tienen que ver con la violencia en el norte de África, escapa a las posibilidades de la OPEP de regular el mercado".

"Nuestra posición se refuerza, no podemos tomar decisiones a priori y debemos seguir trabajando para mantener un precio en un nivel adecuado", añadió.

Venezuela, miembro de OPEP, ha sostenido que es "justo" un precio de US$ 100 por barril.

"Ha subido mucho el precio, baja, sube, baja. Es la característica típica de inestabilidad en el mercado y está incidiendo muchísimo la situación de Libia (...) Nadie puede estimar. Aquí no hay ningún experto que estime cómo va seguir seguir este compartimiento", comentó a reporteros.

El funcionario también aseguró que su país estaba bien protegido contra las variaciones de la cotización del petróleo y que la fuerte caída del jueves no afectaría sus proyectos de infraestructura.