Para el secretario ejecutivo de la Federación Nacional de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), José Bodas, la desinversión que arrastra la estatal petrolera Pdvsa desde hace casi 10 años, es el elemento fundamental que mantiene en riesgo la integridad física y la salud de los trabajadores en todas las áreas operativas del país.

Bodas indicó que trabajadores y dirigentes de base elaboraron un informe detallado con cada uno de los bemoles que sortea la masa laboral al momento de enfrentar todos los días su actividad de trabajo.

Según el documento, "Pdvsa y las empresas mixtas vienen presentando una política de violaciones de las normas de seguridad por falta de inversión y mantenimiento en sus infraestructuras y equipos en general, refinerías, taladros, muelles, embarcaciones y plataformas marítimas, estaciones de bombeo, patios de tanques, plantas y talleres y demás áreas e instalaciones de Pdvsa. Poniendo en riesgo la vida y la salud de los trabajadores y terceras personas".

El escrito que fue presentado a la directiva de la Futpv, será parte de un informe global que entregará este ente gremial a Pdvsa en función de definir conversaciones, compromisos y plazos con el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, para recomponer el tema de la seguridad laboral y resolver el incumplimiento y el limbo en el que se encuentra la Convención Colectiva

Lo más vulnerable. El documento que enumera más de 130 ítems que violan y vulneran la seguridad y salud laboral, refiere que el problema es general dentro de la industria.

Se destaca en el informe la "falta de mantenimiento preventivo, correctivo y mantenimiento mayor de las plantas, reemplazo de bombas o equipos rotativos, ya obsoletos, que datan de 60 años, en todas las instalaciones de Refinería Puerto la Cruz, Chaure, Costa Oriental del Lago y el lago de Maracaibo, San Roque, refinería El Palito, Complejo Refinador Paraguaná, Pdvsa Zulia, Barinas, Apure, Monagas, Región Capital, empresas Mixtas y demás instalaciones de Pdvsa".

También se destaca el incumplimiento en la dotación de Equipos de Protección Personal (bragas, botas, cascos, lentes etc.) que deben ser cambiados cada tres meses a los trabajadores de remolcadores, lanchas y operaciones acuáticas, refinerías, bombeo, taladros, empresas mixtas y toda Pdvsa.

Sin embargo, el dirigente de la Futpv sostiene que en algunas de estas áreas en todo el año no se han dotado de equipos a los obreros, mientras que en el resto se han cambiado en el mejor de los casos dos veces en lo que va de año. "Muchos trabajadores se prestan incluso sus equipos para no correr riesgos al momento de operar", comenta Bodas.

Muchos casos pueden extraerse del escrito: "En la plataforma del Terminal de Almacenamiento y Embarque Jose (Taej) en Jose, estado Anzoátegui, no funciona la cabina de presurización positiva de seguridad, para evitar concentración de Ácido sulfúrico (H2S) y envenenamiento por gases".

Igualmente en este terminal, en el muelle sur se carga un crudo con más de 14.000 partes por millón (ppm) de H2S, aun sabiendo que lo máximo permitido por la norma Pdvsa es menos de 10 ppm.

Ha desmejorado el servicio de traslado de personal por lo que inclusive han tenido que redoblar sus turnos de guardia por no poseer suficientes lanchas.

Tambien se informa que el sistema contra incendios esta fuera de servicio y no se prueba desde hace dos años.

En el año 2005 se intoxicaron gravemente 12 operadores, debido al incumplimiento de las normas de seguridad y, sin embargo, la situación no ha sido corregida, según comenta el sindicalista.

Los sistemas de ácido cáustico para la regeneración de lechos mixtos está totalmente deteriorado con notas de emergencia desde hace por lo menos dos años sin que todavía no se haya realizado ningún tipo de trabajo en las plantas de servicios industriales de la Refinería de Puerto la Cruz.

En el Terminal Marino Pdv-Marina, la situación no es mucho mejor. De 12 Lanchas absorbidas, solo 2 están prestando servicio. Y de 3 lanchas alquiladas de emergencia a empresas desconocidas, solo una cumple con las normas internacionales de navegación.

El remolcador Vergantin se encuentra desde hace un año en dique por mantenimiento, sin ningún avance, cuando el tiempo máximo oscila alrededor de los 180 días. Por otra parte, las reparaciones de Gabarras en el área de La Salina ya tienen dos años y hasta los momentos no ha sido terminadas.

Refinería el Palito. Varias calderas de planta eléctrica presentan puntos calientes en la metalurgia. La planta se mantiene operativas pese al elevado riesgo que implica para los operadores y cualquier transeúnte. Algunas han sufrido grandes explosiones.

El sistema de bombas contra incendios se encuentra casi en su totalidad inoperativo desde hace más de siete meses. La planta de tratamiento de efluente permanece inoperativa.

Bodas sostiene que estas son muestras muy someras de lo que en realidad ocurre dentro de la industria en materia de seguridad laboral. Cuenta que el problema se acentúa en las áreas operativas de taladros, en las refinerías y actividades marítimas.Las empresas mixtas, a su juicio, deben dar explicaciones sobre el incumplimiento las normas de seguridad y por los quemados, intoxicados, y los trabajadores despedidos por incapacidad producto de accidente laboral.