Después de una batalla legal de seis años, el hombre fuerte de Venezuela, Hugo Chávez, finalmente perdió y deberá pagar una deuda en bonos de US$8.000 millones a una firma de inversionistas de Ohio.

La decisión fue tomada por la Sexta Corte de Apelaciones de Estados Unidos y esta situación pondría punto final a la apelación que introdujo el gobierno venezolano.

Chávez fue demandado en 2005 por un grupo de inversionistas de Ohio que afirmaron que él y su gobierno se negaron a realizar el pago de los bonos del cuarto de siglo de antigüedad.

"Chávez está ahora en un barril”, dijo David Richards, abogado y gerente del grupo de inversión Skye Ventures.

Según consigna La Verdad, la decisión beneficia a la firma Skye Ventures, que habría adquirido papeles de la deuda pública de Venezuela. 

Pero el gobierno todavía tiene la oportunidad de apelar a la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos. Aunque ya ha gastado al menos US$40 millones en abogados para defender su causa. 

*Con información de NYPost.