Caracas. El precio de los productos de la canasta alimentaria registró su mayor aumento en los últimos seis meses: 10% en marzo con respecto a febrero, cuando llegó a 2,2%.

Los datos preliminares del Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas) de la Federación Venezolana de Maestros indican que el costo de la canasta en marzo fue BsF. 2.288,22 (US$532,067). Esto significa que los venezolanos tuvieron que pagar Bs.F. 221,64 (US$51,53) más que en febrero para adquirirla.

"La cifra es espectacular: se requieren 2,2 salarios mínimos de los nuevos para cubrir la canasta", explicó el director del Cendas, Oscar Meza a El Mundo Economía y Negocios. Considera que el aumento es consecuencia de la devaluación y otras medidas económicas implementadas por el Gobierno.

Aunque los Bs.F. 221 adicionales parecen fáciles de desembolsar, la cifra representa 20,8% del salario mínimo. Meza comenta que ese porcentaje del sueldo del venezolano fue dedicado a cancelar el aumento de los precios de los alimentos en un solo mes.

"Es lo que cualquier país vería en un año con gran preocupación", asegura Meza.

Según el informe, hubo un repunte importante en los precios de ocho de los productos medidos en el indicador: las frutas y hortalizas subieron 26,2%; la leche, quesos y huevos se incrementaron en 11,4% y las raíces y tubérculos y otros crecieron 6%.

Los costos del pescado y mariscos se alzaron en 6,8%; el azúcar y la sal subieron 2,9%; los cereales y productos derivados aumentaron 2,5%; las carnes y sus preparados aumentaron 2,4%; y por último, el incremento de las grasas y aceites fue de 1,4%. El Cendas mide los precios en los que se consiguen los productos en los puntos de comercialización.

Al comparar algunos rubros con los precios que tenían en marzo de 2009, también se muestran incrementos: la salsa de tomate (cuyo precio fue liberado hace un mes) se encontraba en Bs. 7,35 y ahora en Bs.F. 13,40, lo que refiere una subida de 82,83%.

En promedio el azúcar se conseguía en Bs.F. 4 y este mes, en Bs.F. 7, lo que implica que se incrementó en 75%. Los precios de la parchita eran Bs.F. 8,8 por kilo y hoy en día, en Bs.F. 12,87, es decir, crecieron 44,1%.

El tomate se encontraba en Bs.F. 6,80 y este mes, en Bs.F. 21,20, reportó un aumento de 312%. Mientras que el pimentón se podía comprar en Bs.F. 16,28 y hoy en día en Bs.F. 30,60 por kilo, esto implica una subida de 88%.

Regulados versus lo real. La brecha que hay entre los precios fijados por el Ejecutivo Nacional en 13 productos medidos (anteriormente eran 29) y el valor real se ubica en 60,4%, de acuerdo con el estudio.

"Hay una inflación solapada y reprimida de 60%. El control de precio ya no juega ningún rol de control en el país", dijo Meza.

Un total de 14,3% de los 56 productos medidos para la canasta alimentaria registraron problemas de abastecimiento: leche en polvo, sardinas, arvejas, lentejas, harina de maíz, margarina, azúcar y café.

Devaluación en el bolsillo. Para Meza, el fuerte aumento que registran los alimentos indica que ya se empiezan a sentir en el bolsillo del venezolano los efectos de la devaluación. También se perciben los impactos de otras medidas económicas implementadas por el Gobierno Nacional, como los controles de precios y las restricciones impuestas al sector empresarial privado.

"Hay problemas de oferta por el deterioro de la producción nacional más los racionamientos de electricidad", comentó el director del Cendas.

Considera que en la medida en que se "castiga la producción y no se permite importar a la velocidades exigidas", las cifras seguirán por el mismo rumbo.