El gobierno celebra desde ya el resultado del Producto Interno Bruto (PIB). Los indicadores anticipados muestran cómo en abril se incrementó la venta de insumos de construcción tanto del sector público como del privado, uno de los principales invitados a esta "fiesta", sin los cuales no se podrá apalancar el crecimiento.

"Se disparó ferretería, cemento, cabillas, partes eléctricas, tanto al mayor como al detal. Además, Cadivi agilizó la entrega de divisas a proveedores de partes importadas para la construcción", reveló una fuente del sector oficial. Los números preliminares de mayo replican igual comportamiento.

El gobierno maneja proyecciones que indican que el PIB crecerá de nuevo en el segundo trimestre, esta vez impulsado por la construcción. Y ahora va por más, un crecimiento anual que pudiera alcanzar el 6%.

Este paisaje, de alguna manera fue dibujado por el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, durante su participación en el evento organizado por el Bandes.

Merentes calificó de "significativo" el repunte que se produjo en la venta de cabillas y cemento. Explicó que esta mejora potencia las capacidades para crecer, no solo este año, sino también en 2012. En su opinión, esto permite proyectar "un comportamiento expansivo" en la actividad de la construcción apalancada por la Gran Misión Vivienda.