La nueva estructura organizacional de "Corpoelec Empresa Eléctrica Socialista" de Venezuela deja un espacio de decisión importante a la masa laboral organizada en Consejos de Gestión de Trabajadores.

De acuerdo con lo reseñado en la Propuesta para la Reestructuración de la Corporación Eléctrica Nacional, de 14 páginas, se trata de un "modelo consensuado" entre los actores del sistema.

Los principales aspectos analizados y considerados prioritarios son la eliminación de niveles jerárquicos dentro de la estructura, dimensionar un personal mínimo para Caracas, el establecimiento de la figura de comisionados en lugar de gerentes de procesos, y el mantenimiento de la autonomía financiera y operacional de las regiones y zonas.

La Corpoelec socialista será gerenciada y administrada bajo un sistema de dirección colectiva y participativa, para lo cual se considera la creación de Consejos de Gestión de Trabajadores.

Estos consejos de gestión podrán participar en el nombramiento y revocabilidad de los niveles de dirección y confianza.

El nuevo modelo centraliza la formulación de las políticas y el control de gestión. Contempla la eliminación de la figura de tercerización y simplifica los niveles decisorios y desconcentra las atribuciones.

Poder popular. El esquema rompe, además, con la actual división del trabajo y las relaciones que obedecen al modelo capitalista, tras el sustento de un Modelo de Producción Socialista dirigido a la participación del Poder Popular.

Entre otros elementos fundamentales y premisas para el diseño del modelo de gestión, se establece que los dirigentes sindicales que lleguen a ocupar cargos de dirección y confianza mantendrán su nivel salarial sin obtener beneficio adicional alguno al momento de concretarse el ascenso.

El nuevo sistema de organización corrige la dependencia tecnológica mediante el conocimiento y la investigación aplicada, además de considerar la importancia del proceso de gestión ambiental. Además, prioriza la responsabilidad social sin menoscabar la sustentabilidad financiera.

Nuevos cimientos. La estructura organizativa garantiza la subordinación de Corpoelec Empresa Eléctrica Socialista al ministerio del Poder Popular de Energía Eléctrica, y permite la flexibilidad necesaria para organizar el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) por zonas.

Refiere el documento oficial que el modelo contempla una dinámica en la cual operan los consejos de gestión de trabajadores, al tiempo que se simplifica el proceso de toma de decisiones con el aplanamiento de la organización entre tres y cinco niveles.

Se prevé una racionalización de los espacios físicos en el área metropolitana, los cuales podrían ser utilizados como institutos de especialización e investigación aplicada para el Sistema Eléctrico Nacional.

Garantiza, asimismo, la prestación del servicio eléctrico en condiciones de calidad, y presenta las capacidades organizacionales para la promoción y uso eficiente de la energía.

Composición del directorio. El informe de Corpoelec señala que la estructura organizacional quedaría constituida por un directorio integrado por 11 personas nombradas por el "Señor Presidente".

Esta instancia estará compuesta por los líderes de los procesos medulares del Sistema Eléctrico Nacional: Generación, Transmisión, Distribución y Comercialización, el Presidente de Corpoelec, dos representantes de los trabajadores y tres representantes del Poder Popular.

El proceso de identificación y selección de los miembros operativos del directorio se realizará, de acuerdo con lo que se establece en la propuesta, con base en una terna de candidatos escogida por el ministerio eléctrico, conjuntamente con la Federación de Trabajadores Eléctricos.

Por otra parte, la identificación y selección de los miembros del Poder Popular será canalizada a través del ministerio de las Comunas. Hasta tanto, quedará a la discreción del "Señor Presidente" designar a los representantes de esa instancia.

La escogencia de los representantes de los empleados quedará en manos de la Federación de Trabajadores Eléctricos.

Trascendió que este nuevo esquema organizacional cuenta con la anuencia del presidente de la República, Hugo Chávez.

Una fuente vinculada al sector señaló que el proyecto centraliza en exceso la dirección de la corporación. Además, según afirma este vocero, deja un amplio margen de acción a la discrecionalidad del mandatario nacional.