Nueva Delhi. La petrolera estatal venezolana PDVSA suspendió pagos a ONGC Videsh Ltd. (OVL) de India, dijo este jueves el director gerente de la empresa india, N K Verma, una medida que puede amenazar el futuro financiamiento del proyecto energético San Cristóbal en el país sudamericano.

OVL, el brazo de inversiones en el extranjero de Oil and Natural Gas Corp., tiene una participación de un 40% en San Cristóbal, donde la producción ha caído a unos 18.000 barriles por día.

"Nos hicieron tres pagos y durante más de seis meses no han pagado nada", dijo Verma, agregando que a la compañía se le deben aproximadamente US$444 millones.

ONGC había acordado financiar con US$300 millones el proyecto para detener el declive, dijo Verma.

Venezuela tiene dificultades para conseguir fondos por sanciones de Estados Unidos y una profunda crisis económica, lo que ha llevado la producción petrolera a mínimos de unos 30 años.

"Queremos que cumplan con el acuerdo (que completen los pagos) ya que el financiamiento del proyecto está vinculado a eso. De lo contrario, el proyecto morirá", dijo N K Verma.

"Queremos que cumplan con el acuerdo (que completen los pagos) ya que el financiamiento del proyecto está vinculado a eso. De lo contrario, el proyecto morirá", dijo Verma a periodistas en una conferencia de prensa.

OVL también posee cerca de un 11% del proyecto PetroCarabobo, que está en preproducción.

PDVSA planea construir un mejorador de US$5.000 millones a US$6.000 millones en el proyecto para aumentar la calidad del petróleo muy pesado que se produce en la Faja del Orinoco en Venezuela.

Según el acuerdo inicial, el pago de dividendos a las empresas que llevan a cabo el proyecto Carabobo estaba relacionado con el desarrollo del mejorador. Se esperaba que produjera hasta 400.000 barriles por día de petróleo, pero ahora solo entrega alrededor de 22.000 bpd.

"Le hemos pedido a PDVSA desvincular el desarrollo del mejorador del proyecto y darnos un dividendo para que algunos ingresos fluyan hacia nosotros", dijo Verma.

Funcionarios de PDVSA han dicho que deben obtener la aprobación del directorio de la compañía y el parlamento. PDVSA no respondió a una solicitud de comentarios este jueves.