El buen resultado que suele tener el turismo en navidad estará afectado por las caídas en las ventas de boletos aéreos (al menos en dólares) y de paquetes turísticos al cierre de este año. Así lo prevén tanto la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo (Avavit), como la Asociación Venezolana de Empresas de Mayoristas y Paquetes Turísticos.

La devaluación de 100% que ubicó el valor del dólar de Bs.F 2,15 (US$0,50) a Bs.F 4,3 (US$1) puso a los viajeros en aprietos, motivo por el cual en 2010 un menor número de venezolanos tuvo un poder adquisitivo suficiente para cancelar hasta los US$3.000 máximo que asigna la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) para hacer turismo fuera del país anualmente, según explicó Fernando La Riva, presidente de Avavit.

La imposibilidad de prepagar servicios turísticos internacionales con el cupo Cadivi, debido a que la aprobación de las divisas se realiza ahora poco tiempo antes de la fecha de cada viaje, también se reflejó en una menor compra de paquetes este año, especialmente entre las personas de la clase media "C", que dependen de su tarjeta de crédito para pagarse estos gastos, de acuerdo con el representante gremial.

Personas con mayor poder adquisitivo suelen cancelar estos paquetes con tarjetas bancarias de otros países, por lo que dejan el cupo que pagan en bolívares, en Venezuela, para hacer otros pagos en el exterior.

Agencias golpeadas. La colocación de pasajes aéreos cayó 24% en dólares entre enero y octubre, y ésta representa cerca de 80% de las ventas de las agencias. El restante 20% de lo que facturan estos negocios proviene de la comercialización de paquetes turísticos, que también ha disminuido alrededor de 50% este año, en promedio.

Como consecuencia de estas bajas, Avavit estima una caída general cercana a 25% en la facturación del sector este año, en promedio, según La Riva.

De acuerdo con la información más reciente de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés), la venta acumulada de boletos internacionales en los primeros diez meses del año se redujo 20% en dólares y 8% en volumen. Para La Riva, esto refleja que el precio promedio de los pasajes hacia el exterior se redujo, como consecuencia de la baja demanda.

Los vuelos domésticos, por el contrario, crecieron 17% en volumen y 8% en bolívares, aunque medido en dólares registraron una caída de 45%, por el efecto de la devaluación. El presidente de Avavit atribuye el aumento en el número de boletos nacionales vendidos a que las tarifas permanecen reguladas y aún no se ha realizado el ajuste de 20% que se filtró recientemente del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC).

Mayoristas sufren más. La situación de los que venden al mayor servicios y paquetes turísticos es más complicada.

Julio Arnalde, presidente de la Asociación Venezolana de Empresas de Mayoristas y Paquetes Turísticos, precisó que hasta octubre las ventas al mayor de paquetes para el exterior se redujeron 72% con respecto a 2009; mientras que las de los nacionales cayeron alrededor de 30%.

Para el mes de diciembre, el vocero prevé que habrá un repunte, por lo que las caídas serán de 50% en paquetes internacionales y menores a 30% para viajes dentro del país.

El problema para los mayoristas es que, luego de la eliminación del mercado de permuta, este año se les ha imposibilitado pagar los servicios que deben contratar en el extranjero, porque no están entre los sectores que pueden acceder a Cadivi, ni al Sitme.

De hecho, luego de que en agosto una de cada diez empresas podían obtener divisas oficiales a través del Sitme, la proporción se redujo a una de cada veinte y, actualmente, a ninguna, de acuerdo con Arnalde.

"Lo único que podemos hacer son reservaciones con los proveedores internacionales, que luego cada viajero debe cancelar en el exterior, y esto le genera pérdidas a la nación, por los impuestos que dejan de pagar en el país", finalizó.