Caracas. Los altos precios del petróleo bajarán cuando cesen los enfrentamientos en Libia, por lo que no es necesaria una reunión de emergencia de la OPEP, dijo este sábado el ministro de Energía de Venezuela, Rafael Ramírez.

Este viernes, el ministerio de Energía informó que el precio del barril venezolano de crudo y derivados subió 4,5% a US$105,30 esta semana, su mayor nivel desde agosto del 2008, por un abrupto descenso en los suministros de crudo de Libia y las continuas tensiones en Medio Oriente.

"No está en nuestras manos (el precio del crudo). Pero van a ver que si cesan los bombardeos sobre Libia, el precio baja", dijo Ramírez a periodistas.

Venezuela apoya un precio de US$100 como la cotización "justa" para el crudo internacional.

El funcionario dijo que los altos precios del petróleo tienen un origen puntual, por lo que "no estaremos de acuerdo con alguna reunión extraordinaria de la OPEP" para tratar el tema antes del encuentro ordinario pautado el 8 de junio en Viena.

A finales de marzo, Ramírez mostró preocupación por la agudización de la crisis libia, donde rebeldes pretenden sacar del poder a Muammar Gaddafi, pero aseveró que "el suministro faltante se ha podido suplir rápidamente porque había capacidad ociosa"