Empresas afiliadas a Venmaíz exigen una ajuste “inmediato” del precio de la harina precocida de maíz a Bs,6,76 por kilo (US$1,5).

Ésto representa un incremento de 66%, pues el precio actual se encuentra fijado desde noviembre de 2011 en Bs,4,06 (US$0,94).

El ajuste permitirá cubrir los costos de producción y obtener rentabilidad para garantizar las inversiones y las operatividad de las empresas.

Venmaíz argumenta la necesidad del ajuste del precio regulado por el Estado en el incremento de los costos, especialmente en la subida de 20% en los fletes y el aumento de 47% de la materia prima, que empezará a pagarse desde agosto, cuando entrará en vigencia en el precio a nivel de productor primario.

En un comunicado, Venmaíz aseguró que la Superintendencia de Costos y Precios Justos (Sundecop) ha realizado continuas inspecciones a las empresas afiliados, lo cual ha permitido constatar que producen “a pérdida”.

“De no ajustarse el precio de la harina precocida de maíz de inmediato, las empresas del sector temen ver afectadas sus operaciones y su capacidad para seguir contribuyendo con la soberanía alimentaria”, dijo la asociación en el comunicado.