Solo los creyentes en Dios y los empresarios del mundo automotor tenían fe en la recuperación del mercado automotriz ante indicadores mundiales y locales que auguraban mal tiempo. Sin embargo, la industria nacional puede gritar misión cumplida, ya que se prevé que se comercializarán entre 310 mil y 330 mil cero kilómetros durante el año en curso, superando las 300 mil unidades estimadas para 2016.

Si se hace un análisis de la evolución de las ventas de autos usados durante los últimos diez años (2006-2016), se advierte que su comercialización prácticamente se duplicó, pasando de casi 517 mil a más de un millón de unidades en el lapso, según un registro con datos actualizados de la Cámara Nacional de Comercio Automotriz de Chile (Cavem).

El crecimiento económico del país, aunque más bajo que las aspiraciones del sector, y un precio del dólar estable, serían las dos variables que empujado la actividad en este rubro durante 2017.

Pero hay un segmento que se deshace aún más de emoción. El de vehículos usados. Por cada vehículo que se distribuyó en Chile el año pasado, se vendieron 3,4 unidades usadas este pasado mes. Esta es la mayor proporción de comercializaciones desde 2009, aunque en ese ejercicio el mercado de los cero kilómetros disminuyó su distribución debido al efecto de la crisis financiera global.

En el caso de los usados, las razones del impulso serían el mayor y constante acceso al financiamiento bancario o de entidades especializadas en crédito automotor, y en el caso de los consumidores capitalinos, la baja evaluación que mantienen del principal sistema de transporte público, el Transantiago, acicate suficiente para invertir en un motorizado.

Si se hace un análisis de la evolución de las ventas de autos usados durante los últimos diez años (2006-2016), se advierte que su comercialización prácticamente se duplicó, pasando de casi 517 mil a más de un millón de unidades en el lapso, según un registro con datos actualizados de la Cámara Nacional de Comercio Automotriz de Chile (Cavem).

En el cuadro general, la última cifra oficial del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), a 2015 señala que el parque de vehículos motorizados en el país es de 4,64 millones (incluyendo unidades pesadas), mientras que proyecciones privadas las sitúan en 4,9 millones para el cierre de 2016.

 

Año eleccionario

Para el presidente de Cavem, Carlos Dumay, el mercado transitaría el próximo año entre las 325 mil y las 330 mil unidades cero kilómetros, con lo que la expansión máxima sería de 10% frente a 2016. Dumay justificó la proyección en que la "economía del país no seguiría decayendo... ya habría tocado fondo”.

Roberto Maristany, presidente de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), posee un feeling similar al de Dumay, levemente positivo, porque "las cartas están jugadas respecto de qué pasará con el crecimiento el próximo año, con una tasa de crecimiento del orden del 2%”.

Los titulares de ANAC y Cavem descartaron que el ambiente eleccionario que habrá en el país este año se convertirá en un ruido para las ventas de la industria.

"Hoy la gente ve que el país funciona, crece, no dentro de los niveles que quisiéramos, pero tampoco hay un gran pesimismo. Solo si me dijeran que va a salir algún candidato como Trump, podría preocuparme un poco", ponderó Maristany.

"La cancha está súper rayada, y no veo que aparezcan personas nuevas. No veo tan amplio el número de candidatos finales y que vayan a generar un cambio muy radical en el país", afirmó Dumay.

Si bien naciones como España y Argentina tienen mejores indicadores de automóviles por persona que Chile, nuestro país presenta un parque de vehículos livianos y medianos de menor antigüedad. En nuestro caso, el 63% del universo de autos tiene diez o menos años, mientras que en los mercados argentino y español las cifras son de 55% y 60%, respectivamente.

En el mundo

¿Cómo está el mapa mundial de consumo del sector? De acuerdo con un reciente informe de Scotiabank (abril 2017), mientras en el primer semestre de 2016 la industria del automóvil tuvo un comportamiento más bien lento, en los últimos meses del año las ventas se aceleraron. Los principales protagonistas de este mejor ritmo fueron Estados Unidos y buena parte de los países emergentes.

Se estima que para este año Asia podría mantener su dinámica de ventas, por países diferentes a China, que llegaría a unos 35,85 millones de vehículos. India será protagonista de este buen momento, pues mientras en 2015 vendió 2,06 millones de vehículos, el año pasado habría vendido 2,12 millones y este año podría llegar a 2,17 millones.

En Europa también las ventas mantendrán su aceleración, pues se estima que mientras el año pasado el Viejo Continente vendió 12,97 millones de automotores, este año podría llegar a los 14,25 millones, siendo Alemania el país con mayor impulso (el año pasado vendió 3,35 millones y este año vendería 3,42 millones).