Buenos Aires. "Teniendo en cuenta que febrero siempre ha sido un mes estacional, sumando a los feriados agregados, el crecimiento del 10,49% con respecto a igual mes del año pasado, es un signo positivo para nuestro sector", dijo el presidente de la Cámara de Comercio Automotor de Argentina (CCA), Alberto Príncipe.

El informe de la cámara que agrupa a concesionarias precisa que en la comparación de febrero contra enero de este año, cuando se transfirieron 165.191 vehículos usados, el saldo es equivalente a una merma del 17,29%. En tanto, en los dos primeros meses de este año se transfirieron 301.813 unidades, lo que implicó una suba acumulada del 8,76% comparado con igual período de 2013, cuando de concretaron 277.498 operaciones.

"También, las cifras de enero y febrero nos muestran un nuevo récord comparado con iguales meses de los últimos 10 años" enfatizó Príncipe.

En opinión del dirigente empresarial, "la persona que estaba ahorrando para poder comprar un 0km o quería cambiar su usado por uno nuevo, ante la imposibilidad de llegar a los nuevos valores de un vehículo 0km y absorber los mayores costos de patentamiento, seguro y mantenimiento, optó por la compra de un auto usado".

En ese contexto, Príncipe vaticinó que "en esta situación, en la que caen fuerte las ventas de autos nuevos, se va a generar un ingreso casi nulo de autos usados en parte de pago por un 0 Kilómetro", por lo que se reducirá la oferta de unidades de segunda mano.

Al respecto especuló que "en un mercado desabastecido, lo más probable es que ante una demanda sostenida y sin stock de usados, suban los precios de los autos usados. Este mercado siempre estuvo regulado por esta instancia".