Los números de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata) dan cuenta de la situación que vive el sector y que también padecen los viajeros que buscan un boleto para salir del país por turismo, negocios, asuntos familiares y de salud.

Según la organización, en el primer trimestre del año la venta de boletos internacionales cayó 41% con relación al mismo período del año pasado.

Entre enero y marzo fueron emitidos 444.358 tickets, en tanto que en igual lapso del año pasado la cifra sumó 755.336.

Sin embargo, Iata reporta un aumento de 62% en bolívares en los ingresos obtenidos por las aerolíneas establecidas en el país y de 7% en dólares, producto de las altas ventas y alza en el precios de los boletos de enero. Respecto a este último monto, señala que se trata de un “crecimiento moderado”.

Solo en el mes de marzo las ventas de boletos cayeron 43%, mientras que en dólares decrecieron 24%. En bolívares registraron un crecimiento de 34%.

Desde finales del año pasado las aerolíneas internacionales establecidas en el país han venido reduciendo la comercialización de pasajes en el mercado venezolano para evitar que aumente la deuda que el gobierno tiene con el sector por ese concepto.

El compromiso que en octubre pasado era -según datos de la extinta Comisión de Administración de Divisas- de US$2.356 millones se acerca hoy a US$4.000 millones, de acuerdo con la Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela (Alav).

Desde marzo más de la mitad de las 22 empresas de transporte aéreo afiliadas a Alav ha venido reduciendo frecuencias de vuelos y oferta de asientos, cambiando a aviones más pequeños, como una forma de disminuir los costos y mantener la operación local.

Los resultados han sido la salida del mercado venezolano de Air Canada, cuyo contrato bilateral fue rescindido por el Gobierno venezolano, tras el anuncio de la empresa de suspender temporalmente operaciones.

A esto se suma la decisión tomada la semana pasada por Alitalia de suspender sus vuelos de forma temporal a la espera de una solución al pago de la deuda, así como la orden dada por la casa matriz de Lufthansa de interrumpir la venta de boletos a través de las agencias de viajes venezolanas, las cuales comercializan 80% de los pasajes aéreos.

Mercado doméstico

Mientras la emisión de tickets internacionales cayó entre enero y marzo, en el mercado doméstico creció 3,10%, de acuerdo con el reporte de Iata.

Informó que las ventas en bolívares aumentaron 66,50% en el período, no así en dólares, pues cayeron 14,54%. Llama la atención la caída de 14,76% en la emisión de boletos en febrero, antes del Carnaval, y la ligera alza (1,66%) registrada en marzo.