La venta de combustibles en las estaciones de servicio de Argentina cerró 2013 con una suba interanual de 3,92% al registrarse el expendio de 617 millones de litros más que durante el año anterior.

El crecimiento del parque automotor, con 113.850 unidades incorporadas, repercutió fuerte en las estaciones de servicio, que  aumentaron sus ventas de combustibles en 617 millones de litros respecto a 2012.

La demanda al público en las bocas de expendio totalizó 16.336 millones de litros de combustibles, de los cuales 8.492 millones de litros correspondieron a gasoil y el resto de naftas, en especial la Súper, según datos de la Secretaría de Energía relevados en un informe elaborado por la web surtidores.com.ar.

En tanto, el despacho de la nafta Súper logró la marca más alta de su historia al totalizar 5.881 millones de litros, aumentando 9,4% en relación a 2012 y 29 por ciento más que en  2010.

En ese sentido, el estudio señaló que algo similar sucedió con la nafta Premium: las ventas interanuales crecieron 6,37% y 54% comparado con 2010.

Por último, la estrella del mercado en términos de crecimiento de consumo fue el Diesel Ultra, con una mejora del 20,5% en comparación con 2012, aunque se registró una retracción de 3,42% en los despachos de gasoil común.

Por empresas, YPF consolidó en 2013 su cuota de mercado al alcanzar el 55,5% de las preferencias -un punto por encima de 2011 cuando era gestionada por Repsol- seguida por Shell (17,35%) y Axion Energy (12,1), mientras que el cuadro lo completan Petrobras, Oil Combustibles, Pdvsur y Refinor.

El relevamiento también destacó que diciembre marcó el pico más alto de utilización de los surtidores, seguido por octubre y marzo, en tanto febrero demandó la menor cantidad de combustibles, como sucede en forma habitual.