Pasar al contenido principal
Venta de marca de venezolana Polar buscó protegerse de las expropiaciones
Domingo, Septiembre 18, 2011 - 16:19

“Polar, buscó con esto blindar el nombre y las características de empaque y producto ante una eventual expropiación. Por cierto esta negociación no es siquiera reciente, ya tiene tiempo de haberse hecho", afirmó un abogado especializado en derechos de propiedad.

Caracas. Al conocerse la negociación realizada por Polar (ceder a una firma canadiense los derechos de su marca líder), un especialista en la materia de propiedad intelectual nos indica que “lo que pretende la empresa es dificultar que en un futuro y por la vía de la expropiación el gobierno pueda usar el nombre PAN que Polar ha hecho famoso”

“Polar, buscó con esto blindar el nombre y las características de empaque y producto ante una eventual expropiación. Por cierto esta negociación no es siquiera reciente, ya tiene tiempo de haberse hecho", así lo indicó un abogado especializado en derechos de propiedad que prefirió no ser identificado por temor a represalias en su entorno laboral.

“Fíjate en dos ejemplos emblemáticos. El gobierno expropió una empresa de aceites y una procesadora de café y no sólo tomó digamos los activos de estas empresas sino que se quedó también con los nombres o marcas: Diana y Fama de América”.

“Todo ese patrimonio de dos marcas líderes, centenarias y de gran recordación en el consumidor, le pertenece ahora al gobierno. No sólo las fábricas, las estructuras, lo físico, sino además los derechos para continuar usando las marcas, indicó el abogado.

“Eso es lo que, en mi entender, intenta Polar que no ocurra a su emblemática Harina PAN. Si llega una eventual expropiación, algo que cabe en la actual realidad-país, ahora al gobierno le será más complejo, pero creo que no imposible, apropiarse también del nombre cuyos derechos los tiene una empresa canadiense”.

“Están protegiendo de los caprichos un gobierno de turno, una marca que hoy en día se comercializa en más de 20 países", indicó el especialista

Por su parte José Villalba, presidente del Sapi (Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual) indicó que “la cesión de la marca Harina Pan a la canadiense Deutsche Tran Trustee Inc. (DTTI) no es nueva, sino que data de tiempo atrás, pero las autoridades nacionales registran varios casos similares y “queremos evitar ese tipo de estrategia”, dijo.

Consultado sobre si las “cesiones de marcas” protege a las empresas de posibles acciones de expropiación, el funcionario contestó que “si el Estado quisiera anular alguna marca en el país, por ejemplo por incumplimiento de leyes, lo podría hacer, independientemente de que sus propietarios sean nacionales o extranjeros. Pero eso acá no está contemplado”.

Autores

ELMUNDO.COM.VE