Detroit. Las automotrices General Motors Co y Fiat Chrysler Automobiles reportaron el viernes ventas en Estados Unidos durante marzo por debajo de lo previsto, mientras que Ford Motor Co y Nissan Motor Co superaron las expectativas.

Esto significa que la industria aún podría cumplir con la previsión de que las ventas de automóviles en Estados Unidos en marzo alcanzarían los 17,25 millones de unidades en una base anualizada. Analistas encuestados por Reuters estimaron un alza en las ventas cercana al 7 por ciento frente a un año antes.

Las ventas mensuales de autos son un indicador anticipado de la conducta de los consumidores estadounidenses.

GM, normalmente la automotriz más grande de Estados Unidos, dijo que sus ventas aumentaron un 0,9 por ciento a 252.128 unidades, unas 2.600 menos que su rival local Ford. Los analistas sondeados por Reuters habían previsto que GM vendería 260.500 autos.

Las ventas a consumidores subieron 6 por ciento, mientras que retrocedieron aquellas a agencias de alquiler, un negocio que perjudica la ganancia de la compañía, informó GM.

La automotriz planea recortar este año las ventas a empresas de alquiler de vehículos en Estados Unidos entre 80.000 y 90.000 unidades, sin renunciar al grueso de su participación de mercado, dijo GM a Reuters previamente esta semana.

Por su parte, las ventas de Fiat Chrysler aumentaron un 8 por ciento a 213.187 autos, bastante por debajo de la proyección de analistas de 220.000 a 229.700 unidades, mientras que Ford dijo que sus ventas en Estados Unidos subieron un 8 por ciento en marzo gracias a una fuerte demanda de camionetas y vehículos utilitarios deportivos.

Las acciones de GM y Ford caían casi un 3 por ciento el viernes por la mañana, mientras que las de Fiat Chrysler retrocedían casi un 5 por ciento, en un contexto en el que el índice más amplio Standard & Poor's 500 operaba con una baja de apenas el 0,1 por ciento.

En tanto, Nissan reportó un alza del 13 por ciento en las ventas, debido a la fortaleza de sus modelos sedán.