Madrid. La reciente subida del IVA y el fin de las ayudas públicas redujeron en agosto por segundo mes consecutivo la venta de coches en España.

Según datos de la patronal de fabricantes de vehículos (Anfac), las nuevas matriculaciones cayeron en agosto en términos interanuales un 23,8% a 44.578 unidades.

"Este volumen es el más bajo conocido en un mes desde, al menos, 1989", dijo este miércoles Anfac en una nota de prensa en la que reiteró que espera una caída de las venta del 30% en el segundo semestre del año.

"Todo ello afectará de forma negativa al empleo en las redes de concesionarios así como en los planes de producción", advirtió la patronal.

España es uno de los principales fabricantes de coches en Europa y el sector de automoción da empleo a más de medio millón de personas en el país.

La caída es sobre todo alarmante en el mercado de particulares, con una contracción del 37,3% en el mes de agosto de este año, dijo Anfac.