ElEconomista.com.mx. Las ventas de automóviles nuevos siguen y cumplen una década perdida, lamentaron dirigentes empresariales de la industria automotriz.

Si bien durante mayo la comercialización aumentó ligeramente en 0,8% comparado con el mismo mes del año pasado, 88.244 unidades, el acumulado cae 0,5% en las ventas, al sumar 416.233 unidades, donde el segmento de compactos, lujo y camiones presentaron bajas de doble dígito.

Guillermo Prieto, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), expresó su preocupación por la baja de 6% en las expectativas de inicio de año para las ventas internas.

El comportamiento está determinado por la convergencia de factores coyunturales como la desconfianza de los consumidores, la disminución del poder adquisitivo, el impacto de la reforma fiscal y el problema estructural de la importación de autos usados.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) dijo que con estos números se encienden los focos rojos y urgen medidas gubernamentales que reviertan la tendencia.

*Lea además: Industria automotriz rompe récord exportador en mayo.