Contrario a lo estimado a principios de 2011, cuando se temía una contracción del mercado ante el incremento de aranceles y otras medidas adoptadas por el gobierno, las ventas del sector automotor han registrado un crecimiento cercano al 27% durante este primer trimestre del 2011.

Los reportes que maneja la industria indican que en este lapso se han comercializado unas 33.175 unidades, es decir, más de 7.200 unidades adicionales al mismo trimestre del 2010, año en el que sector obtuvo las mayores ventas de la última década.

A más de la liquidez del sistema financiero, la oferta de crédito y el sostenido gasto fiscal, apuntalado por los altos precios del petróleo, los empresarios agregan otros factores a ese crecimiento. Uno de esos está vinculado al efecto que provocó el anuncio del gobierno de querer restringir más las importaciones de vehículos.

Clemente Ponce, director ejecutivo de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), explica que como aún no hay una definición sobre la restricción de importaciones de vehículos y CKD (partes para el ensamblaje local), “eso hace que el mercado se inquiete y compre un poco apresuradamente por el temor de que suban de precio o haya una escasez de vehículos”.

El gobierno ha planteado a los importadores su intención de reducir en un 20% el ingreso de vehículos que llegan del exterior.

Desde enero de este año rige un incremento del 5% en el arancel que pagan los vehículos importados de hasta 1.900 cc y el régimen ha planteado a los importadores su intención de reducir en un 20% el ingreso de vehículos que llegan del exterior. El año pasado se importaron 76.489 carros, que representaron el 57,75% de la composición de las ventas.

El crecimiento de la demanda de nuevos vehículos en este primer trimestre, sin embargo, contrasta con la baja de las importaciones registrada hasta el momento. Estas cayeron un 10,53% en comparación con los tres primeros meses del 2010, al pasar de 14.068 a 12.586 unidades, según el Servicio Nacional de Aduanas (Senae).

“Si las importaciones han bajado, probablemente las empresas automotrices están respondiendo a la demanda inesperada para este periodo con mercancía almacenada o con producción ensamblada en el país”, asevera un empresario de la industria.

Al momento, las marcas que nutren parte de su oferta con vehículos ensamblados en el país han sentido gran parte de ese dinamismo en las ventas de inicio de año.

General Motors (Chevrolet) refiere que “el primer trimestre del 2011 presenta un desarrollo muy similar a los últimos meses del 2010, lo que demuestra la estabilidad en la industria”.

De enero a marzo, Chevrolet reporta un crecimiento del 29,3% en sus ventas, al colocar más de 13.700 unidades. Con ello tiene hasta el momento el 41% de participación en el mercado automotriz.

La surcoreana Kia, que ha escalado de un quinto a un tercer puesto en el último año, estima que la apertura de las entidades financieras para los créditos automotrices es un componente importante que incide en el aumento de las ventas.

Alberto del Hierro, gerente general de Aekia, agrega que hay una mayor capacidad de compra de los ecuatorianos que consideran que los vehículos constituyen una inversión a mediano plazo.

La empresa ha vendido 3.161 vehículos nuevos en este trimestre, casi un 39% más que en el mismo lapso del año pasado. Del Hierro afirma que la tendencia de ventas de Kia en Ecuador se mantendrá en un crecimiento constante “apalancados en el producto nacional con la gestión de Aymesa”, que es la ensambladora nacional que arma varios de los modelos en su planta de Quito.