Detroit. Las automotrices presentaron las ventas de agosto más débiles en 27 años en Estados Unidos, lo que ahondó la incertidumbre sobre la real fortaleza de la recuperación en la economía más grande del mundo.

Las ventas cayeron en 21% frente al auge incentivado por el gobierno de hace un año. Los datos de ventas de autos mensuales representan uno de los primeros y más amplios índices de la demanda de los consumidores.

"Continúa la indecisión de los consumidores a la hora de gastar su dinero ganado con tanto esfuerzo", dijo el analista de TrueCar.com, Jesse Toprak.

Las ventas de autos se derrumbaron en Estados Unidos y en Europa en un reflejo del impacto del fin de los subsidios estatales y de la incertidumbre sobre la fortaleza de la recuperación de la economía estadounidense.

En conjunto, los resultados contribuyeron a ahondar la preocupación por la debilidad del consumo privado en los mercados maduros, donde las grandes automotrices y los proveedores de partes establecidos obtienen la mayor parte de sus ventas.

Las grandes automotrices reportaron caídas de las ventas de dos dígitos en porcentaje en el mercado estadounidense, lideradas por Toyota Motor y Honda Motor, que informaron de un derrumbe de un tercio.

La tasa de ventas de autos en Estados Unidos de 11,47 millones de unidades fue mucho menor a los más de 14 millones de agosto del 2009, cuando el incentivo a las ventas del gobierno "efectivo por chatarra" alentó un breve auge.

En general, las automotrices esperan que las industria venda entre 11,5 millones y 12 millones de vehículos en Estados Unidos este año.

General Motors, que está en proceso de vender acciones en una oferta pública inicial, reportó una caída del 25% de la venta de autos en agosto.

Ford Motor anotó una caída del 11% en sus ventas, mientras que Nissan Motor reportó un derrumbe del 27% de las ventas.

Chrysler, bajo control de Fiat SpA, reportó un aumento del 7% de sus ventas. La tercera mayor automotriz estadounidense se ha apoyado más que sus rivales en las ventas de flotas, principalmente a empresas de arriendo, que suelen dejar menores márgenes de ganancias.

Sin señales de una segunda recesión. El mercado estadounidense no ha logrado cumplir con el nivel de recuperación previsto por la mayoría de las automotrices para el 2010, aunque los fabricantes de vehículos descartaron señales de una segunda recesión.

"Considerando lo que veo en la industria, estaría muy sorprendido si eso pasara," dijo Al Castignetti, jefe de ventas de la marca Nissan en Estados Unidos.

El jefe de ventas de GM, Don Johnson, dijo que esperaba que los consumidores estadounidenses siguieran siendo "cautos" dada la debilidad del mercado laboral, pero estimó que la industria se recuperará de los 10,4 millones de autos vendidos en el 2009.

"Aún creemos que hay un riesgo bajo de una doble recesión, a menos que haya un impacto inesperado en el sistema," dijo Johnson en una teleconferencia.

Ventas se hunden en Europa Occidental.  Las ventas de autos cayeron en Francia, España e Italia tras la desaparición de los programas de estímulo gubernamentales.

En China, el mercado automotor más grande del mundo, las ventas de autos de pasajeros escalaron casi un 60% interanual en el mes, un abrupto aumento frente a la subida de julio.

Las ventas de autos en China crecieron a 977.300 en agosto de este año, según el Centro de Tecnología & Investigación Automotor de China. La cifra se compara con el aumento del 15,4% de julio.

Las ventas de las tres mayores automotrices indias -Maruti Suzuki, Mahindra & Mahindra y Tata Motors- crecieron entre un 25% y un 33%.

India es uno de los mercados automotores de más rápido crecimiento del mundo, con una tasa del 35% promedio en los primeros cuatro meses del actual año fiscal, según mostraron datos de la Sociedad India de Manufactureros de Automóviles (SIAM, según la sigla en inglés).

Las ventas de autos de Japón registraron su tercer mayor aumento mensual de la historia en agosto, lideradas por Toyota Motor, Honda Motor y otros, debido a que los consumidores compraron antes de que se acaben los subsidios del Gobierno, lo que está previsto para finales de septiembre.

La venta de autos en Brasil subió un 3,5% mensual en agosto a 312.812 unidades, y aumentó un 21,2% frente al mismo mes del 2009, dijo este miércoles la asociación de concesionarias automotrices de Brasil, Fenabrave.

La venta de vehículos en el país ha crecido con fuerza en meses recientes porque los bancos se han concentrado en créditos automotores para aumentar su cartera de préstamos, mientras que un mayor nivel de empleo significa que más brasileños pueden pagar autos nuevos.