Si la producción nacional de vehículos transita caminos tortuosos, la comercialización de autos no se las ha visto mejor. Al cierre de agosto, el acumulado de ventas registró una contracción de 17,5% respecto del mismo período de 2009, lo que a decir de los voceros de la industria permite prever que el mercado cerrará por tercer año consecutivo a la baja.

El reporte de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) correspondiente a agosto señala que este año se colocaron 81.196 carros nuevos, una caída de más de 17 puntos porcentuales respecto de los 98.426 autos vendidos en el mismo período de 2009.

"Es poco probable que podamos remontar la cuesta y alcanzar siquiera las cifras de ventas del año pasado, lo que significa que cerraremos nuevamente en caída", afirmó una fuente relacionada con el sector que, como es ya tradicional en esta industria, prefirió no ser identificada.

Al recordar que si bien la producción logró cierta mejoría, la fuente señaló que la manufactura nacional no ha podido alcanzar sus cotas máximas debido a dificultades con la obtención de divisas.

A ello se suma la baja oferta de autos importados, toda vez que solo una o dos de las casi 40 marcas que participan del mercado obtuvieron en el primer semestre licencias para traer carros ensamblados en otras naciones.

No obstante, esta situación pareciera que comienza a revertirse, pues en agosto varias importadoras reportaron haber vendido unidades no producidas en el país, entre ellas Kia (465), Nissan (123), Fiat (71) y Peugeot (46).

Números engañosos. Aunque es evidente que la colocación de 10.945 unidades en agosto representó un incremento de 38% en comparación con los 7.929 autos vendidos en el mismo mes del año pasado, la cifra representó una desaceleración de 5,5% en relación con los números de julio pasado. Las ventas de importados el pasado agosto también reportaron caída (-31%) respecto del mes previo.

Asimismo, la colocación de autos nacionales sufrió una reducción de 1% entre un mes y otro, mientras que las ventas de vehículos importados cayó 31% entre julio y agosto, según Cavenez.

Al desglosar las cifras de Cavenez se tiene que la productora de camiones Mack sufrió el mayor revés entre agosto de 2009 y agosto de este año, al experimentar un retroceso de 34% en sus ventas; mientras que las colocaciones de Chrysler se contrajeron 30,4%; Iveco vendió 20% menos; la ventas de Ford cayeron 18,4% y las de General Motors, 13%.

En contraparte, Toyota y MMC Automotriz (productora de las marcas Fuso, Hyundai y Mitsubishi) exhiben números favorables debido al efecto rebote, toda vez que ambas empresas enfrentaron problemas laborales que les llevó a parar la producción por largos períodos.