Santiago. Las ventas de autos nuevos en Chile se dispararon un 89% interanual en el primer semestre, según un informe gremial, en una confirmación del vigoroso dinamismo del consumo interno en medio de una pujante recuperación de la economía.

La Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), que agrupa a las concesionarias de marcas de automóviles del país, informó este miércoles que hasta junio de este año se colocaron 125.155 unidades en el mercado, respecto a las 66.368 del mismo período del 2009.

Para todo el 2010, el gremio prevé que se vendan 260.000 vehículos.

Autoridades financieras esperan un fuerte repunte en la demanda interna del segundo semestre, ya que la economía ha mostrado una robusta recuperación del impacto de la crisis global y del devastador terremoto de febrero.