Washington. Las ventas en Estados Unidos de casas usadas disminuyeron, inesperadamente, un 1% en diciembre y quedaron en un ritmo anual de 4,84 millones de unidades, el segundo más alto desde noviembre de 2009, informó este martes la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces.

Aun con el bajón de diciembre en todo el 2012 se vendieron 4,65 millones de casas usadas, la mayor cifra desde 2007, un 9,21% más que en todo 2011 y un indicador de que el mercado inmobiliario continúa su recuperación.

El precio medio de la casa usada subió a US$180.000 el mes pasado un 11,5% más que en diciembre de 2011. Fue esta la mayor ganancia interanual desde noviembre de 2005.

El inventario de casas usadas y a la venta bajó a 1,82 millones de unidades, esto es un suministro de 4,4 meses al ritmo actual de ventas, siendo el más bajo desde mayo de 2005 y comparado con uno de 4,8 meses en noviembre.