Pekín. Irán llegó a un acuerdo con los intermediarios estatales de petróleo de China para sus contratos de abastecimiento para el 2012, en los que se decidió reducir los envíos a Unipec y mantener los volúmenes a Zhuhai Zhenrong Corp, según dijeron este lunes fuentes comerciales.

China e Irán se habían estancado en las negociaciones al no ponerse de acuerdo sobre los precios y condiciones de crédito, lo que llevó a Sinopec Corp a reducir las importaciones desde enero en alrededor de 285.000 barriles por día (bpd), o poco más de la mitad de la cantidad diaria total importada en el 2011.

El acuerdo allanará el camino para que China, el mayor comprador de crudo iraní, reanude los embarques de petróleo y proporcionaría un salvavidas a Teherán, que enfrenta problemas por las sanciones de Estados Unidos y un embargo petrolero de la Unión Europea.

El petróleo es un pilar de los ingresos por exportaciones de Irán y un sostén de su economía, en medio de un mayor aislamiento del mundo.

Teherán tiene poca capacidad de refinación y debe importar cerca del 40% de sus necesidades de gasolina para el consumo interno.

"Los volúmenes de Zhenrong será los mismos, pero habrá algunos recortes en el lado Unipec", declaró una fuente con conocimiento directo de los acuerdos.

La fuente se negó a dar más detalles sobre la reducción.

Una segunda fuente también confirmó que los volúmenes de los contratos a Zhenrong serían iguales a los del año anterior, mientras que altos funcionarios de la industria han dicho previamente que Sinopec Corp, matriz de Unipec, reduciría los volúmenes en el 2012.

Bajo el contrato del 2011, Zhenrong compró 240.000 barriles por día de crudo de Irán. De ese total, 200.000 bpd fueron a las refinerías de Sinopec y el resto a PetroChina, la segunda mayor refinería de China.

Unipec compró 260.000 barriles diarios de petróleo crudo de Irán en el 2011.

Una de las fuentes dijo que las importaciones de crudo iraní podía ver una aceleración en marzo y abril, en un intento de ambas partes por compensar los volúmenes que se perdieron a principios de este año debido a la disputa comercial.

Ante los fuertes recortes en las importaciones iraníes en enero y febrero, Sinopec orientó sus compras a Australia, Rusia y África Occidental para compensar el vacío, declararon los operadores.

También ha elevado las importaciones procedentes de Arabia Saudita, el principal proveedor de China.

China, el segundo mayor consumidor de petróleo, es el mayor socio comercial de Irán y el mayor cliente petrolero, al comprar el 20% del total de las exportaciones de crudo de la República Islámica.

Irán es el tercer mayor proveedor de China después de Arabia Saudita y Angola.