Seúl. Hyundai Motor Co vendió en agosto un 4,6% menos de vehículos que en el mismo mes del 2011, en la primera caída de sus ventas en más de tres años, golpeadas por una serie de huelgas en fábricas en Corea del Sur que también podrían disminuir las cifras de septiembre.

Los trabajadores votarían el lunes sobre un acuerdo salarial tentativo logrado la semana pasada, el cual podría poner fin a las primeras huelgas del fabricante de autos surcoreano en cuatro años.

"El acuerdo probablemente sea aprobado dadas las prolongadas negociaciones y huelgas que hubo", dijo Suh Sung-moon, analista en Korea Investment & Securities.

"Tradicionalmente, hubo pocos casos en los que los trabajadores hicieron huelga de nuevo tras el rechazo de un acuerdo. Incluso si el acuerdo es rechazado, lo van a renegociar", agregó.

Sin embargo, en caso de que el acuerdo prospere, un ejecutivo de la empresa había dicho a Reuters que las ventas en el extranjero, que comprenden un 85% de la facturación total, podían verse golpeadas en septiembre como consecuencia de las huelgas, dado el tiempo necesario para enviar vehículos a mercados en el exterior.

La empresa tratará de compensar la pérdida total de 76.723 autos valuados en 1.590 billones de wones coreanos (US$1.400 millones) con trabajo extra más adelante y los objetivos de ventas deberían alcanzarse en términos anuales, dijeron analistas y autoridades de la firma.

Hyundai, el quinto fabricante de autos más grande del mundo junto a su afiliado Kia Motors, vendió 293.924 vehículos el mes pasado, un 4,6% menos que el mismo período del 2011, en la que fue su primera caída desde mayo del 2009, cuando la crisis financiera global golpeó la demanda.

Los envíos domésticos de Hyundai disminuyeron un 30%, mientras que sus ventas al extranjero tuvieron una leve subida del 0,4%.

Antes de los resultados, las acciones de Hyundai cerraron con una leve alza del 0,42%, en línea con el crecimiento de 0,4% del mercado en general.