Nueva York. McDonald's reportó un alza menor a la esperada de las ventas de tiendas establecidas en Estados Unidos en mayo, porque los altos precios de la gasolina y el desempleo minaron su negocio.

La mayor cadena de hamburgueserías del mundo, cuyas acciones caían un 1,8% antes de la apertura del mercado, dijo este miércoles que sus ventas en locales abiertos al menos hace 13 meses, o comparables, aumentaron un 2,4% en Estados Unidos.

Analistas consultados por Thomson Reuters esperaban un aumento de un 2,8%.

Las ventas en Estados Unidos representan un 35% del negocio de la cadena.

"El reporte de desempleo del viernes mostró que la economía está creciendo más lentamente", dijo Matthew DiFrisco, analista de Lazard Capital Markets. "Estamos mirando una cifra para mayo que fue influenciada por precios más altos en la gasolina".

En el mundo, las ventas comparables aumentaron un 3,1%.

McDonald's dijo que sus ventas comparables en Europa, donde la cadena consigue cerca de un 40% de sus ventas totales, tampoco cumplieron con las expectativas. Subieron un 2,3% que no alcanzó el 4,2% que esperaba Wall Street.

Las ventas comparables subieron un 4,3% en su unidad de Asia-Pacífico, Oriente Medio y Africa (APMEA), lo que superó el pronóstico de un aumento de un 3,4%, según Thomson Reuters I/B/E/S. McDonald's dijo que la mejora en las ganancias fue encabezada por un fuerte desempeño de China.

McDonald's anunció el mes pasado que subió los precios en Estados Unidos un 1% durante marzo y que tenían programadas más alzas. La compañía dijo que los precios en Europa se elevaron en la misma proporción y que planeaba además subir los precios en China.

La compañía ha dicho que espera que los costos de los alimentos aumenten entre un 4% y un 4,5% en Estados Unidos y Europa este año.

El Dollar Menu y otras ofertas "económicas" de la compañía han tenido una buena respuesta de consumidores de todo el mundo, que deben lidiar con elevadas tasas de desempleo y crecientes costos de alimentos y combustible.

Las acciones de la empresa caían US$1,49 a US$79,65 antes de la apertura del mercado.