Francfort. Las ventas de Mercedes-Benz crecieron en agosto apoyadas por la demanda en Gran Bretaña y Francia, que compensó una nueva debilidad en el sur de Europa.

Las ventas de la marca de lujo de Daimler subieron un 4,5% hasta un total de 91.316 vehículos tras haber bajado un 3,1% en julio.

En Europa Occidental, las ventas aumentaron un 1,2%. La baja que viene sufriendo Alemania, el mayor y más rentable mercado automotor de Europa, se desaceleró a un 1,2%.

En China, el mayor mercado de autos del mundo, las ventas crecieron un 2,8%.

Durante los primeros ocho meses del año, las ventas de Mercedes acumularon un alza del 5,4%. Las ventas de su marca Smart de autos compactos subieron un 4,2% en agosto y un 1,0% en el período enero-agosto.