Río de Janeiro. Las ventas de nuevas viviendas en Brasil cayeron 13,9% en el primer semestre del año en comparación con los seis primeros meses de 2015, según un informe divulgado este viernes.

Los datos, presentados por la Asociación Brasileña de Constructoras Inmobiliarias (Abrainc), muestran que entre enero y junio, se vendieron 49.797 unidades nuevas en Brasil, y en los últimos doce meses hasta junio, las ventas llegaron a las 104.158 casas y apartamentos, 15% menos que en la comparación con un año atrás.

A pesar de la caída en las ventas, los lanzamientos de nuevos proyectos y las viviendas entregadas aumentaron, mientras que el número de personas que desistieron de la compra bajó en menor escala.

En el mes de junio, las ventas cayeron 10,8% ante el mismo mes del año pasado, con 10.325 unidades vendidas.

Por su parte, los lanzamientos en la primera mitad del año aumentaron 10,4% en comparación con los primeros seis meses del año pasado, mientras que en los últimos doce meses hasta junio, bajaron 1,5%, con 67.013 unidades.

Las entregas de inmuebles en el primer semestre totalizaron de 67.280 unidades, un crecimiento del 3,5% en relación ante el mismo período del año pasado, mientras que en los últimos doce meses hasta junio, bajaron 20,6% hasta las 128.748 unidades.

Hasta junio de este año, las empresas asociadas a la Abrainc tenían una oferta de 117.565 unidades disponibles para la venta.

Por su parte, el número de cancelaciones de contratos de compra en el primer semestre cayó 2,6% en el primer semestre, hasta las 22.228 unidades, mientras que en los últimos doce meses hasta junio el total fue de 47.018 unidades, 3,2% más que en el período anterior.